Sangre y serrín

Algún ruido,
no parece que ahora llueva, algún ruido,
cerrada noche,
dios y humano, chamán y sacerdote
en el culto a la diosa prostituta,

todo está interconectado
en la realidad de los sueños,
entre la profundidad silenciosa
y el mundo de la superficie,
algún ruido,

hoy la novia va sin bragas
a la mesa electoral,
serrín y sangre,
el año pasado votó a los rubios,
este votará a los morenos,

el brujo dijo que no,
en la garganta un cuesco atravesado,
oh mi amigo,
le permite vislumbrar
la realidad de los sueños,

el oráculo lo ha revelado:
el futuro será mañana,
el pasado ya pasó,
pero muerde en el presente
con colmillo abrasador,

allá, lejos,
se oxida lentamente la razón,
ven, vomítame,
senderos como cicatrices
en la mano del hombre hueste,

algún ruido,
y después un silencio más oscuro
que la longitud de la luz,
sed,
creced, eyaculad y decreced,

con la puntualidad de la marea,
vomitad,
por el sur la luz comienza a cambiar,
antropología de tres en cuarto,
y a crecer,

la disoluta diosa prostituta
bebe ron con miel y sal,
conoció a un cantante famoso
en la barra de un hotel,
y sin bragas sigue aún,

y hacia el norte el día empieza a variar,
el hombre hueste divisa
hilos de humo en la brisa,
la marea se retira
hacia la profundidad de los sueños,

crees que aún puede amanecer?
cicatrices como senderos
en las olas de hierba seca,
alza un ojo, hombre hueste,
el chamán decapita una gallina,

ritual cinematográfico,
la realidad finge estar
detrás de los matorrales,
decreciendo hacia el amanecer,
creciendo hacia la complejidad,

vomitad,
buscad en el bar de abajo,
muy lejos de la polución visual,
ay hermano,
la profundidad de los sueños

y el mundo de la superficie,
alza un ojo, hombre hueste,
la noche abrió,
la diosa y el chamán
no logran dejar de fumar,

no me iré con nadie más
si tú me das lo que yo necesito…
sexo, amor y cariñito?
vino, arroz y pollo frito!
algún ruido,

sangre en los cuerpos cavernosos
y en el cerebro, serrín,
real danza ritual,
roja, a lo lejos se oxida una flor,
y yo crezco hacia tu hondura, mi amor.
.


ēgm. 2011