Vasco Praga de Sandín

Trovador gallego, quizá de Parga, Guitiriz, establecido en Portugal y activo en la primera mitad del siglo XIII. En los manuscritos Vaasco Praga de Sandin, en portugués Vasco Praga de Sandim.
.
Cantigas de amigo


I. Sabedes quant’ á, ’migo, que m’ eu vosco veer

Sabéis cuánto hace, amigo, que yo no os pude ver
nunca hasta hoy, por eso en nada hallé placer
y, amigo, a Dios gracias doy
que os ven mis ojos hoy.

Tuve por vos tal pena yo en mi corazón
que no creí más veros en ninguna ocasión
y, amigo, a Dios gracias doy
que os ven mis ojos hoy.

Y yo ruego, mi amigo, al que nos hizo, a Dios,
que otra vez nunca viva tanto tiempo sin vos
y, amigo, a Dios gracias doy
que os ven mis ojos hoy.

Y así bien me lo quiso mi ventura arreglar
que nunca sin vos tuve placer sino en llorar
y, amigo, a Dios gracias doy
que os ven mis ojos hoy.

II. Cuidades vos, meu amigo, ca vos non quer’ eu mui gran ben

Vos creéis ahora, amigo, que no os tengo buen querer
mas nada bueno me venga si algo en el mundo he de ver
que me quitara el deseo
de vos, cuando yo no os veo.

Y, pese a lo que creéis, en mi corazón os guardé
tan grande amor, amigo, que en el mundo nada sé
que me quitara el deseo
de vos, cuando yo no os veo.

Y nunca más me queráis, y será a la muerte igual,
si supierais que yo, amigo, halle en el mundo algo tal
que me quitara el deseo
de vos, cuando yo no os veo.

III. Meu amigo, pois vos tan gran pesar

Amigo: pues tenéis tan gran pesar
de que con vos yo me pueda enojar,
por Dios, ¿con quién me enojaré,
amigo, o cómo viviré?

Si yo con vos, mi amigo y mi bien,
no me enojara, entonces con quién,
por Dios, ¿con quién me enojaré,
amigo, o cómo viviré?

Si con vos, a quien amo más que a mí,
no me enojo, si se me antoja así,
por Dios, ¿con quién me enojaré,
amigo, o cómo viviré?

Si enojarme con vos no he de poder,
y aun sin razón, cuando lo quiera hacer,
por Dios, ¿con quién me enojaré,
amigo, o cómo viviré?

IV. Quando vos eu, meu amig’ e meu ben

Cuando mis ojos a vos ya no os ven,
ved que me ocurre, mi amigo y mi bien:
tengo ojos y veo, y no puedo ver,
amigo, lo que me pueda placer.

Cuando con estos mis ojos a vos
no os puedo ver, y que me valga Dios,
tengo ojos y veo, y no puedo ver,
amigo, lo que me pueda placer.

Y ya no duermo, ni nunca lo haré,
cuando a vos no os puedo ver, y, a fe,
tengo ojos y veo, y no puedo ver,
amigo, lo que me pueda placer.

Y mis ojos sin vos, ¿qué bien me dan?
pues yo con ellos no duermo en mi afán:
tengo ojos y veo, y no puedo ver,
amigo, lo que me pueda placer.
.


Paráfrasis
I. Sabéis cuánto hace, amigo, que yo con vos verme/ no pude, hasta hoy, que nunca vi placer/ y, amigo, agradezco hoy a Dios/ que os ven los ojos míos.// Tuve yo por vos tal pena en mi corazón/ que nunca os pensara ver en ninguna ocasión/ y, amigo, agradezco hoy a Dios/ que os ven los ojos míos.// Y ruego yo, mi amigo, a aquel Dios que me hizo,/ que nunca ya viva yo sin vos tanto otra vez/ y, amigo, agradezco hoy a Dios/ que os ven los ojos míos.// Y bien así quiso mi ventura arreglármelo/ que nunca sin vos tuve gusto sino en llorar/ y, amigo, agradezco hoy a Dios/ que os ven los ojos míos.
II. Pensáis vos, mi amigo, que no os quiero yo muy gran bien/ y a mí nunca bien venga si yo veo en el mundo nada/ que a mí quite deseo/ de vos, cuando yo no os veo.// Y, aunque vos lo pensáis, en mi corazón os tengo/ tan gran amor, mi amigo, que cosa en el mundo sé/ que a mí quite deseo/ de vos, cuando yo no os veo.// Y nunca me queráis bien, que me será de muerte igual,/ si supierais, mi amigo, que nada puedo yo en el mundo hallar/ que a mí quite deseo/ de vos, cuando yo no os veo.
III. Mi amigo, pues vos tan gran pesar/ tenéis de yo me enojaros,/ por Dios, ¿a quién me enojaré,/ amigo, o cómo viviré?// Si yo a vos, mi amigo y mi bien,/ no me enojara, decidme una cosa:/ por Dios, ¿a quién me enojaré,/ amigo, o cómo viviré?// Si yo a vos, que amo más que a mí,/ no me enojara, si gusto hubiera ahí,/ por Dios, ¿a quién me enojaré,/ amigo, o cómo viviré?// Si yo a vos no hubiera de enojarme,/ aunque sin razón, cuando yo quisiera,/ por Dios, ¿a quién me enojaré,/ amigo, o cómo viviré?
IV. Cuando a vos yo, mi amigo y mi bien,/ no puedo ver, veis qué me sucede:/ tengo ojo y veo, y no puedo ver,/ mi amigo, lo que me pueda placer.// Cuando a vos yo con estos ojos míos/ no puedo ver, si me valga Dios,/ tengo ojo y veo, y no puedo ver,/ amigo, lo que me pueda placer.// Y no duermo yo, ni en cuestión está,/ cuando a vos yo no veo, y, por buena fe,/ tengo ojo y veo, y no puedo ver,/ amigo, lo que me pueda placer.// Y mis ojos sin vos, ¿qué provecho me dan?/ pues no duermo yo con ellos y, en verdad,/ tengo ojo y veo, y no puedo ver,/ amigo, lo que me pueda placer.

Vasco Praga de Sandín. Cantigas
Índice Cantigas de amigo
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s