Nuno Fernández Torneol

Trovador quizá gallego, y tal vez originario de la zona de Santiago, activo a mediados del siglo XIII. En los manuscritos Nuno Fernandez Torneol, en portugués Nuno Fernandes Torneol.
.
Cantigas de amigo


I. Levad’, amigo que dormide’ las manhanas frías

Levantaos, amigo que dormís las mañanas frías,
todas las aves del mundo de amor decían.
Alegre ando yo.

Levantaos, amigo que dormís las frías mañanas,
todas las aves del mundo de amor cantaban.
Alegre ando yo.

Todas las aves del mundo de amor decían,
y de mi amor y del vuestro ya bien sabían.
Alegre ando yo.

Todas las aves del mundo de amor cantaban,
y de mi amor y del vuestro bien se acordaban.
Alegre ando yo.

Y de mi amor y del vuestro ya bien sabían;
vos les cortasteis las ramas donde venían.
Alegre ando yo.

Y de mi amor y del vuestro bien se acordaban;
vos les cortasteis las ramas en que posaban.
Alegre ando yo.

Vos les cortasteis las ramas donde venían
y les secasteis las fuentes en que bebían.
Alegre ando yo.

Vos les cortasteis las ramas en que posaban
y les secasteis las fuentes donde nadaban.
Alegre ando yo.

II. Aquí vej’ eu, filha, o voss’ amigo

Aquí veo, hija, a vuestro amigo,
por el que tanto disputáis conmigo,
hermosa.

Aquí veo, hija, al que amáis,
por el que conmigo disputáis,
hermosa.

Por el que vos disputáis conmigo,
le quiero bien, porque es vuestro amigo,
hermosa.

Por el que conmigo disputáis,
le quiero bien, porque vos lo amáis,
hermosa.

III. Ai madr’, o meu amigo que non vi

Ay, madre: mi amigo al que no vi
hace ya tiempo, dicen que está aquí;
madre: en verdad, alegre yo estoy.

Y siempre le intenté yo daño hacer,
mas, pues ahora él me vino a ver,
madre, en verdad, alegre yo estoy.

Por cuantas penas que él por mí pasó
no puedo hacer nada, mas, pues llegó,
madre, en verdad, alegre yo estoy.

IV. Que coita tamanha ei a sofrer

Qué pena tan grande he de padecer
de amar amigo y no poderlo ver,
y me echaré en el avellanar.

Qué pena tan grande he de soportar
de amar amigo y no poderle hablar,
y me echaré en el avellanar.

De amar amigo y no poderle hablar,
ni oso la pena que tengo mostrar,
y me echaré en el avellanar.

De amar amigo y no poderlo ver,
ni oso la pena que tengo exponer,
y me echaré en el avellanar.

No oso la pena que tengo exponer
y no me deja su amor distraer,
y me echaré en el avellanar.

No oso la pena que tengo mostrar
y no me deja su amor sosegar,
y me echaré en el avellanar.

V. Vi eu, máa madr’, andar

Yo vi, madre, llegar
los barcos por el mar,
y me muero de amor.

Yo fui, madre, a ver
los barcos al volver,
y me muero de amor.

Los barcos en el mar
yo los fui a esperar,
y me muero de amor.

Los barcos al volver
yo los fui a atender,
y me muero de amor.

Y yo los fui a esperar
y no lo pude hallar,
y me muero de amor.

Y yo los fui a atender
y no lo pude ver,
y me muero de amor.

Y no lo hallé allí,
quien por mi mal yo vi
y me muero de amor.

VI. Trist’ anda, mía madre, o meu amigo

Muy triste, madre, hoy anda mi amigo,
y yo triste por él, bien os lo digo,
y, si él se me muere, yo moriré.

Y morirá por mí, tan apenado,
y vos también perderéis mi cuidado,
y, si él se me muere, yo moriré.

VII. Foi s’ un dia meu amigo d’ aquí

Se fue aquel día mi amigo de aquí
y no vino a verme, y pues no lo vi,
madre, pronto moriré.

Cuando él me vio, no fue por su bien,
pues ahora muere por mí, y también,
madre, pronto moriré.

Se fue él de aquí y no me osó hablar
ni yo a él, y por eso, de pesar,
madre, pronto moriré.

VIII. Dizede m’ ora, filha, por Santa María

—Decidme ahora, hija, por santa María,
cuál es vuestro amigo que a mí os pedía.
—Madre, yo os lo mostraré.

—Cuál es vuestro amigo que a mí os pedía;
si vos me lo mostrarais, lo agradecería.
—Madre, yo os lo mostraré.

—Si vos me lo mostrarais, lo agradecería,
y después yo os diré a qué se atrevía.
—Madre, yo os lo mostraré.
.


Paráfrasis
I. Levantad, amigo que dormís las mañanas frías,/ todas las aves del mundo de amor decían./ Alegre me ando yo.// Levantad, amigo que dormís las frías mañanas,/ todas las aves del mundo de amor cantaban./ Alegre me ando yo.// Todas las aves del mundo de amor decían,/ de mi amor y del vuestro en mente tenían./ Alegre me ando yo.// Todas las aves del mundo de amor cantaban,/ de mi amor y del vuestro ahí mencionaban./ Alegre me ando yo.// De mi amor y del vuestro en mente tenían;/ vos les quitasteis los ramos en que estaban./ Alegre me ando yo.// De mi amor y del vuestro ahí mencionaban;/ vos les quitasteis los ramos en que posaban./ Alegre me ando yo.// Vos les quitasteis los ramos en que estaban/ y les secasteis las fuentes en que bebían./ Alegre me ando yo.// Vos les quitasteis los ramos en que posaban/ y les secasteis las fuentes donde se bañaban./ Alegre me ando yo.
II. Aquí veo yo, hija, a vuestro amigo,/ por el que vos disputáis conmigo,/ esbelta.// Aquí veo, hija, el que amáis,/ por el que vos conmigo disputáis,/ esbelta.// Por el que vos disputáis conmigo,/ le quiero yo bien, pues es vuestro amigo,/ esbelta.// Por el que vos conmigo disputáis,/ le quiero yo bien, pues vos lo amáis,/ esbelta.
III. Ay madre, mi amigo, que no vi/ hace mucho tiempo, me dicen que está aquí,/ madre, por buena fe, alegre me ando yo.// Y siempre yo intenté de hacerle mal,/ mas, pues ahora vino por ver me,/ madre, por buena fe, alegre me ando yo.// Por cuanta pena él por mí llevó/ no le puedo nada más hacer, mas, pues llegó,/ madre, por buena fe, alegre me ando yo.
IV. Qué pena tan grande he de sufrir/ por amar a mi amigo y no verlo,/ y reposaré bajo el avellanar.// Qué pena tan grande he de soportar/ por amar amigo y no hablarle,/ y reposaré bajo el avellanar.// Por amar amigo y no hablarle/ ni osar la pena que tengo mostrar,/ y reposaré bajo el avellanar.// Por amar amigo y no verlo,/ ni osar la pena que tengo decirle,/ y reposaré bajo el avellanar.// No osar la pena que tengo decirle/ y no me dan sus amores descanso,/ y reposaré bajo el avellanar.// No osar la pena que tengo mostrarle/ y no me dan sus amores sosiego,/ y reposaré bajo el avellanar.
V. Vi yo, mi madre, andar/ las barcas en el mar,/ y me muero de amor.// Fui yo, madre, a ver, / las barcas en el litoral,/ y me muero de amor.// Las barcas en el mar/ y las fui a aguardar,/ y me muero de amor.// Las barcas en el litoral/ y las fui a esperar,/ y me muero de amor.// Y las fui a aguardar/ y no lo pude hallar,/ y me muero de amor.// Y las fui a esperar/ y no lo pude allí ver,/ y me muero de amor.// Y no lo hallé allí,/ al que por mi mal yo vi/ y me muero de amor.
VI. Triste anda, mi madre, mi amigo,/ y yo triste por él, bien os lo digo,/ y, si él me muriera, yo me os moriré.// Y morirá por mí, tanto está afligido,/ y vos perderéis mi cariño,/ y, si él me muriera, yo me os moriré.
VII. Se fue un día mi amigo de aquí/ y no me vio, y porque no lo vi,/ madre, ahora moriré.// Cuando él me vio, no fue por su bien,/ pues muere ahora por mí, y por ello,/ madre, ahora moriré.// Se fue él de aquí y no osó hablarme/ ni yo a él, y por ello, con pesar,/ madre, ahora moriré.
VIII. ─Decidme ahora, hija, por santa María,/ cuál es vuestro amigo que me os pedía./ ─Madre, yo os lo mostraré.// ─Cuál es vuestro amigo que me os pedía;/ si vos me lo mostraseis, iba a agradecéroslo./ ─Madre, yo os lo mostraré.// ─Si vos me lo mostraseis, iba a agradecéroslo,/ y os diré yo después a qué se atrevía./ ─Madre, yo os lo mostraré.

Nuno Fernández Torneol. Cantigas
Índice Cantigas de amigo
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s