Joan Núnez Camanés

Trovador quizá gallego y originario de Camán, en Crecente, provincia de Pontevedra. En los manuscritos Joan Nunez Camanez, en portugués João Nunes Camanês.
.
Cantigas de amigo


I. Se eu, mía filha, for

—Hija: si a lo mejor
a vuestro amigo a ver
voy, pues muere de amor
por vuestro buen querer,
¿vendréis conmigo allí?
—Por Dios, madre, iré, sí.

—Pues os quiere tan bien,
que no puede vivir,
decidme algo también,
pues yo allá quiero ir:
¿vendréis conmigo allí?
—Por Dios, mi madre, iré, sí.

—Siempre penar lo vi
por vos y muerto es ya,
hija, y pues allí
nadie conmigo va,
¿vendréis conmigo allí?
—Por Dios, mi madre, iré, sí.

II. Vistes, filha, noutro día

Visteis, hija, que el otro día
os dije yo qué gran placer
tendría en que fuerais a ver
a vuestro amigo que moría;
no os lo decía por su bien,
sino porque me dijo quien
lo vio que ya no sanaría.

Si no, jamás os mandaría
a verlo, mas oí decir
a quien así lo vio sufrir
que tan afligido yacía
que nada lo iba a curar;
por eso os lo quise mandar,
porque algún mal de ello os vendría.

Y, porque ya nunca podría
él hablaros ni os conocer
ni vuestro consuelo tener,
aunque tanto y bien os quería,
os mandé ir a verlo yo,
y por otro motivo no,
ay hija, por santa María.

III. Par Deus, amigo, muit’ á gran sazón

Por Dios, amigo, ya tiempo pasó
sin que yo os viera, y sabed porque no:
porque mi madre no os quiso ver.

Me prohibió que por causa alguna aquí
os viera nunca, y por esto no os vi,
porque mi madre no os quiso ver.

Yo os vería, no habría nada igual,
pues lo rogué, mas me iría muy mal,
porque mi madre no os quiso ver.

Rogué por veros, pero que estos dos
mis ojos os vieran no quiso Dios,
porque mi madre no os quiso ver.

No me debierais vos culpa poner,
amigo, porque yo no os osé ver.

IV. Id’, ai mía madre, vee’ lo meu amigo

Id, ay madre, pronto a ver a mi amigo
que está afligido pues no habla conmigo,
e iré yo con vos, si vos lo quisierais.

Afligido y sin verme muere ya;
ay madre, id a verlo, y él sanará,
e iré yo con vos, si vos lo quisierais.

Pues muere y me quiere de corazón,
madre, id y sanará su aflicción,
e iré yo con vos, si vos lo quisierais.

V. Par Deus, donas, quando venher

Por Dios, damas, cuando pueda ver
a mi amigo, y él conmigo hablar,
nunca en el mundo, a mi pensar,
fue tan alegre alguna mujer;
cual yo, cuando él pueda venir,
aunque triste cuando se haya de ir.
.


Paráfrasis
I. ─Si yo, hija mía, fuera/ a ver a vuestro amigo,/ porque muere de amor/ y no puede vivir,/ ¿iréis conmigo allí?/ ─Por Dios, mi madre, iré.// ─Pues os quiere tan gran bien,/ y no puede vivir,/ decidme una cosa,/ pues yo allá quiero ir:/ ¿iréis conmigo allí?/ ─Por Dios, mi madre, iré.// ─Siempre yo pena le vi/ por vos, y muerto, ay,/ hija, pues yo voy allí/ y no va nadie conmigo,/ ¿iréis conmigo allí?/ ─Por Dios, mi madre, iré.
II. Visteis, hija, el otro día/ cuando os dije qué gran placer/ yo tenía en que fuerais a ver/ a vuestro amigo que moría;/ no os lo dije yo por su bien,/ sino porque me había dicho quien/ lo vio que ya no viviría.// Por otra cosa no os mandaría/ verlo, pero oí decir/ a quien lo vio así yacer/ que tan afligido yacía/ que ya no sanara por nada;/ os mandé verlo por ello/ por el mal que de él os sería.// Y, porque no podría/ hablaros ni conoceros/ ni de vos consuelo tener,/ aunque muy bien os quería,/ os lo mandé ver entonces,/ por esto, que por otra cosa no,/ hija, por santa María.
III. Por Dios, amigo, hace mucho tiempo/ que os no vi, y veis por qué no:/ porque no os quiso mi madre ver.// Me prohibió que por ninguna cosa/ nunca os viese, ni os vi por ello,/ porque no quiso mi madre veros.// Os vería yo, no hiciera en ello nada más,/ pues lo rogué, pero me iba a ir mal,/ porque no quiso mi madre veros.// Le rogué yo que os viese, y no quiso Dios/ que os viesen estos ojos míos,/ porque no quiso mi madre veros.// No debéis vos echarme culpa,/ amigo, pues no osé veros.
IV. Id, ay mi madre, a ver a mi amigo/ que está afligido porque no habla conmigo,/ e iré yo con vos, si vos quisierais.// Tan afligido está que morirá si no me viera;/ id, ay mi madre, a verlo, para curarlo,/ e iré yo con vos, si vos quisierais.// Porque él muere y me quiere bien de corazón/ id a verlo, mi madre, y sanará entonces/ e iré yo con vos, si vos quisierais.
V. Por Dios, damas, cuando viniera/ mi amigo, y conmigo hablara,/ nunca en el mundo, a mi entender,/ fue tan alegre otra mujer/ como yo lo seré, cuando lo viera,/ mas aunque triste estaré de ir.

Joan Núnez Camanés. Cantigas
Índice Cantigas de amigo
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s