Fernán Froiaz

Trovador gallego o portugués del que no hay datos ciertos, quizá activo alrededor de 1250. En los manuscritos Fernan Froyaz, en portugués Fernão Froiaz.
.
Cantigas de amigo


I. Juravades mi vós, amigo

Me jurabais vos, amigo,
que me queríais mucho, a fe,
mas por nada yo os creeré,
porque morasteis, os digo,
contra mi gusto muy lejos de mí.

Muchas veces me jurasteis
y sé bien que vos perjuráis,
mas, puesto que tanto juráis,
decidme por qué morasteis
contra mi gusto muy lejos de mí.

Mucho aún lo podéis jurar,
que ahora, mientras viváis,
ya nunca más de mí queráis
amor, pues fuisteis a morar
contra mi gusto muy lejos de mí.

Y además bien podéis creer
que vos nunca mi amor ya no
tendréis mientras viva esté yo,
pues morada fuisteis a hacer
contra mi gusto muy lejos de mí.

II. Que trist’ anda meu amigo

Qué triste anda mi amigo,
porque me quieren llevar
de aquí sin que él hablar
pudiera antes conmigo,
pues nunca alegre estará
si él no me ve, y morirá.

Qué triste ahora yo estoy,
y, por Dios de gran poder,
morirá, y así ha de ser,
si sin verlo yo me voy,
pues nunca alegre estará
si él no me ve, y morirá.

Y aunque no estoy vigilada,
si así fuera, moriría,
pronto verlo yo querría,
que algo sé mejor que nada,
pues nunca alegre estará
si él no me ve, y morirá.

Y así a salvo, si él me viera,
pronto estaría también,
mas falto estará de bien
cuando de mí él partiera,
pues nunca alegre estará
si él no me ve, y morirá.

III. Amigo, preguntar vos ei

─Amigo: os preguntaré
en qué andáis vos pensando,
puesto que estáis llorando.
─Mi señora, yo os lo diré:
amor tengo, y el que a amor va,
aunque no quiera, pensará.

IV. Por que se foi d’ aquí meu amigo

Porque se marchó de aquí mi amigo
sin permiso ni hacérmelo saber,
cuando venga para hablar conmigo,
con él me enojaré y le haré entender
que ya otra vez no se vaya de aquí
por nada sin mandárselo yo así.

Cuando enojada me vea al venir
que será infeliz yo lo sé muy bien,
y jurará y tendrá que mentir
y después yo le diré con desdén
que ya otra vez no se vaya él de aquí
por nada sin mandárselo yo así.

Y así mi amigo ya no desoirá
nunca mi mandato ni mi poder,
y si se fuera, antes me jurará
lo que yo quiera, a mi entero placer,
que ya otra vez no se vaya él de aquí
por nada sin mandárselo yo así.
.


Paráfrasis
I. Vos me jurabais, amigo,/ que me queríais muy bien,/ pero yo no lo creo por nada,/ porque vivisteis, lo digo,/ muy lejos de mí y muy sin mi agrado.// Muchas veces me jurasteis/ y sé que vos perjuráis,/ pero, pues tanto lo juráis,/ decid por qué vivisteis/ muy lejos de mí y muy sin mi agrado.// Mucho más podéis jurar,/ que ya, en cuanto viváis,/ nunca de mí tendréis/ amor, porque fuisteis a vivir/ muy lejos de mí y muy sin mi agrado.// Esto podéis creer bien:/ que ya, en cuanto yo esté viva/ no tendréis amor de mí,/ pues fuisteis a hacer morada/ muy lejos de mí y muy sin mi agrado.
II. Que triste anda mi amigo/ porque me quieren llevar/ de aquí, y, si él hablar/ no pudiera antes conmigo,/ nunca ya estará alegre/ y, si él no me viera, morirá.// Qué triste que yo estoy hoy,/ y, por Dios que puede y vale,/ morirá, sin ninguna duda,/ si yo me fuera y no lo veo;/ nunca ya estará alegre/ y, si él no me viera, morirá.// Y aunque no estoy vigilada,/ si eso hubiera, iba a morir,/ he de ir antes a verlo,/ pues bien sé de esta vez:/ nunca ya estará alegre/ y, si él no me viera, morirá.// Y, si él me viera, salvado/ estaría pronto por ello,/ pero estará falto de bien/ si él fuera apartado de mí:/ nunca ya estará alegre/ y, si él no me viera, morirá.
III. ─Amigo: os preguntaré/ en qué andáis pensando,/ puesto que andáis llorando./ ─Mi señora, yo os lo diré:/ tengo amor, y quien amor tiene,/ aunque le pese, ha de pensar.
IV. Porque se fue de aquí mi amigo/ sin mi mandato y no me lo hizo saber,/ cuando él venga por hablar conmigo,/ me enojaré con él y le haré entender/ que otra vez no se vaya de aquí/ por ninguna razón sin mandato mío.// Cuando él venga y me vea enojada,/ sé que estará muy afligido por ello,/ y me jurará y querrá mentirme/ y luego allí yo le hablaré con desdén/ que otra vez no se vaya de aquí/ por ninguna razón sin mandato mío.// Y ya mi amigo nunca saldrá/ de mi mandato ni de mi poder,/ y, si él se fuera, antes me jurará/ cuanto yo quisiera y todo a mi placer/ que otra vez no se vaya de aquí/ por ninguna razón sin mandato mío.

Fernán Froiaz. Cantigas
Índice Cantigas de amigo
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s