Álvaro Cunqueiro

Yo soy Dánae


.
Yo soy Dánae. Desnuda caía en el lecho come
bianca neve scende senza vento.
Y él llegó secreto con su fulgor
convertido en monedas de oro que cayeron
sobre mí, y alrededor, y en el suelo.
Se dio una voz a sí mismo y aquel oro de ceca
se arremolinó en un amén y se hizo el varón.
Me encontró virgen, me surcó y me sembró.
Me bebió, como quien se echa con sed sobre un río.
Pero lo pasado, pasado.
Ahora soy vieja, y en un reino de columnas derribadas
voy y vengo por entre los cipreses y las palomas.
Me toman por loca y creen que miento
cuando digo que fui desvirgada por Zeus.
Por burlarse de mí hacen saltar una moneda en el mármol
y yo creo que él vuelve, y me quito la ropa
y me dejo caer desnuda en la hierba come
bianca neve scende senza vento.
Ni oigo sus risas. Ya soy vieja
pero nunca pude salir de aquel sueño de antaño.

.

Nota. ‘come bianca neve scende senza vento’ (como blanca nieve desciende sin viento): Imitación del verso ‘e bianca neve scender senza venti’ de Guido Cavalcanti en el soneto Biltà di donna cuya traducción el propio Cunqueiro publicó en Faro de Vigo el 10 de abril de 1977. Aquí mi versión.


Álvaro Cunqueiro. Eu son Danae
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s