Sumeria

Esposo, amado de mi corazón


.
Esposo, amado de mi corazón,
divina es tu belleza, tan dulce como miel;
león, amado de mi corazón,
divina es tu belleza, tan dulce como miel.

Esposo, déjame que te acaricie;
es mi tierna caricia más sabrosa que miel,
en nuestra alcoba, colmada de miel.

Déjame que disfrute tu divina belleza;
león, déjame que yo te acaricie,
es mi tierna caricia más sabrosa que miel.

Esposo, encuentras tu placer conmigo;
díselo a mi madre y te dará dulces,
dile a mi padre y te dará regalos.

Oh tú, porque me amas,
permíteme rogar por tus caricias,
mi señor dios, mi señor protector;
mi Shu-Sin, tú que alegras el corazón de Enlil,
permíteme rogar por tus caricias.

.

“Esta inscripción, procedente de la antigua Babilonia, está considerada el más antiguo poema de amor conocido en el mundo. Según la creencia sumeria, era un deber sagrado para el rey desposar cada año a una sacerdotisa en sustitución de Inanna, la diosa de la fertilidad y del amor sexual, con el fin de lograr que la tierra y las mujeres fueran fértiles. Muy probablemente este poema fue escrito por una esposa elegida por el rey Shu-Sin para ser cantado en el festival de año nuevo y también en los banquetes y fiestas, acompañado de música y baile.” Leer más en The oldest love poem


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s