Charles Bukowski

El minuto


.
«yo siempre estoy luchando por el próximo
minuto», le digo a mi mujer.
entonces ella va y me dice
lo equivocado que estoy.
las esposas suelen no
creer lo que sus maridos
les dicen.

el minuto es una cosa muy
sagrada.
yo he luchado por cada uno desde la infancia.
continúo luchando por cada uno.
y nunca he estado aburrido ni sin saber qué hacer después.
incluso cuando no hago nada
estoy aprovechando el tiempo.

el por qué la gente tiene que ir
a parques de atracciones o al cine
o sentarse ante la tele
o resolver crucigramas
o ir al campo
o visitar parientes
o viajar
o hacer muchas de las cosas
que hacen
está fuera de mi alcance.
mutilan minutos,
horas,
días,
vidas enteras.

no tienen idea de cuán
precioso es un
minuto.

yo lucho por entender la esencia
de mi tiempo.
eso no significa que
no pueda relajarme
y tomarme una hora libre
pero será cuando yo elija.

luchar por cada minuto es
luchar por lo que es posible dentro
de ti,
de modo que tu vida y tu muerte
no sean como
las suyas.

no seas como ellos
y podrás
sobrevivir.

minuto a
minuto.
.


Charles Bukowski. The Minute
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

The Minute

“I’m always fighting for the next
minute,” I tell my wife.
then she begins to tell me
how mistaken I am.
wives have a way of not
believing what thier husbands
tell them

the minute is a very sacred
thing.
I have fought for each one since my childhood.
I continue to fight for each one.
I have never been bored or at a loss what to do next.
even when I do nothing.
I am utilizing my time.

why people must go to
amusement parks or movies
or sit in front of tv sets
or work crossword puzzles
or go to picnics
or visit relatives
or travel
or do most of the things
they do
is beyond me.
they mutilate minutes,
hours,
days,
lifetimes.

they have no idea of how
precious is a
minute.

I fight to realize the essence
of my time.
this doesn’t mean that
I can’t relax
and take an hour off
but it must be my choosing.

to fight for each minute is to
fight for what is possible within
yourself,
so that your life and your death
will not be like
theirs.

be not like them
and you will
survive.

minute by
minute.


Jardín bajo la nieve

Camíname despacio
y sea como la serpiente ordena,
en el azul celeste eléctrico
donde el tiempo danza, fundido
con la espuma del espacio,
después de hondos millones de años
llovía sobre la lluvia,
y los bosones bailan,
de aquella Tierra empapada
en la profundidad del tiempo,
tan breves,
nuevos mundos nacen continuamente
para que puedan ir otros muriendo,
hasta que un día escampó,

lo siento en el aliento,
en los andenes del presente
el futuro ya no existe
y la nostalgia es solo al fin
un difuso esfuerzo inútil,
hacia los lotos aun desvío
luz blanca y dolor,
la mariposa vibra persiguiendo
el arabesco del pez
contra el final de las algas,
la energía más oscura
trae la niebla a la orilla
y el río gira hacia la penumbra
entre verdes, azulados
y recios violetas sombríos,
y quemar alguna esperanza
de que nada vuelva a ser como fue
deviene un vano ejercicio de angustia
sin razón ni redención,
abril, este mes tan vil,

azuleante electricidad,
recuerdos mezcla al ansia febril
el hosco pensamiento,
equívoca ecuación,
rubia coleta, confusas pecas,
vete a jugar con tus muñecas
a tu mustia habitación,
tanga azul, azul biquini,
germina lilas en tierras yertas,
revive rancias raíces muertas,
y mis fermiones danzan,
abril, con sus lluvias mil,

puerta a la raíz del mundo,
lo noto en el escroto,
luz blanca y dolor, es como nacer,
y con esquivo movimiento
la palomilla no vuela
dos veces la misma brisa,
ves el mar en tu ventana
sin gozar las rosas ni el tetraclinis,
ni el lucio roza dos veces
las mismas raíces ciegas
del sauce en el espejo fugitivo,
yertas nostalgias muertas,
calculas mal los días, y es por eso,
rubia garza en tanga azul,
que sueles llegar tarde al vado,
tres piedras resbaladizas,
que cruza el río del presente,
ya sabes, del pasado hacia el futuro,
lo vivo en el lascivo
abril, el mes más vil,

infausto afán febril,
cuando comienza a escampar,
fumareles en la boya,
charranes y pagazas en las rocas,
regreso al frágil río
de los flotantes días,
expulsado del paraíso
y arrojado también de los infiernos,
gran ganga, Maa Ganga,
viviendo una inacabable
perenne temporada de rebajas,
yo soy de Aldán
y ya me suicidé hace mucho
sin ceremonia y sin escándalos,
ahora no sé morir,

si lo miras, oh Suzie Q,
a los nenúfares desvío
un torvo pensamiento
y con errátil movimiento
regreso al blando río
de denso lecho mineral,
podré comer un melocotón? puedo
cambiar mis recuerdos?

si el Universo miras desde fuera
verás que brilla como una luciérnaga
en las oscuras zarzas infinitas,
Susi, lo que la bicha ordena,
eflorecescentes ardentías
en tu biquini azul eléctrico
y ni intento del mástil desatarme,
silencios que por nadie fueron vistos,
cuántica gravitación
y fiebre de la noche a la mañana,
partículas supersimétricas,
flácida fluctuación, uh Susy,
de la estructura del espaciotiempo,
abismos de fría energía oscura
donde retumba el tiempo
y choques entre miles de galaxias
con la única intención,
y mis bosones danzan,
de devorarte el corazón,

me fui muy lejos
y ya no he vuelto,
olvida todo el tiempo sobre el aire,
recuerda nada más donde estás hoy,
tan solo eres otro replicante
y no podrás matar a dios,
no hay nadie en la estación del aeropuerto,
la casa está vacía,
no hay nadie en el vagón ni en todo el tren
y la ciudad murió,
pocos saben quién fue Hank Woothreed
perdido en el jardín bajo la nieve
ni qué libélulas amaba
en el vado de las tres piedras,
entre los sauces, las mimbreras
y los verdeazules maizales
tras la llovizna en Gonderande,
mientras nuevos mundos nacían
y morían otros en la corriente
del tibio río de Casijamás,

torrente de conciencia mineral,
en la noche tan feroz
el silencio más oscuro
era el muro de tu voz,
pero sigues corriendo, verdad, nena?
ni en este ni en otro infierno,
nublosa garza de las peñas,

mas tantos evos estuvo lloviendo
que la humedad fosilizó,
pero yo sigo sin saber
después de que miss conejo
se afeitara el bigote ante el espejo
qué lado de la seta he de morder,
aunque comienza a escampar
en las dunas de la playa,
en las simas del presente,
detrás de los vallados del futuro,
sí, fiebre, cuelga un poco más de fiebre
en tu perfil personal,
algún eco quedará resonando
en los mimbrerales del río
donde traza el pez su espiral
de nebulosos violetas
y verdeazules intensos,
donde el tiempo danzó
con el tordo en la rosaleda,
y el futuro determina el presente
junto al vado del hoy,

ningún profeta predicó
sobre la fugacidad de la roca,
la brevedad del semen en la arena
o la levedad del mar,
ma’ Ganga, buen tanga,
tan breve,
olvida todo el tiempo bajo el agua
en las peñas de la ría de Aldán,
acuérdate de ser quien eres hoy,
tan bellas,
igual que la gacela en el zoológico
añora la sabana, libre y plena
de azares y peligros,
así el hombre contempla las doncellas,
uy, digo, perdón, las estrellas,
olvida que el recuerdo es muy cabrón,
tan ellas,
verdad, nena?
garza blanca en tanga azul,

no cambia su color la mariposa
pero nunca vuelve a volar
en el aura que ya coloreó,
por los farallones la luz
reconfigura su fulgor, el verde
vira a añil vidrioso y luego el violeta
a un hostil rojo de labios,
no muda su laberinto de escamas
nunca el pez, ni jamás sabe encontrar
la ola que antes besó,
olvida el porvenir que no ha venido,
recuerda que olvidaste tu ambición,
la playa desde la ventana,
olvida los recuerdos imborrables,
cancela el porvenir que no vendrá
en abril, el mes febril
que la lila eyaculó,

vibra el agua en la ninfa,
y fue como la serpiente ordenaba,
pero corres contra corriente, niña,
las lunas del desierto arrastran
jaurías, escorpiones y agujeros
negros, puedo?
la Humanidad aún se pierde en preguntas
que ya obtuvieron respuesta hace mucho,
el vencejo cazó al mosquito
que acababa de picarme
y los fermiones bailan
entre Centauro y Perseo,
huye el loco Sol por el brazo izquierdo
de aquella otra galaxia
hacia la eterna implosión

de la espuma del espacio,
escupe todo el tiempo en la otra orilla,
redes, algas,
mientras otros van muriendo, a la par
nuevos mundos van brotando
en los meandros del río de ahora,
sobre los vastos nuevos océanos,
tan leves,
sobre la Tierra encharcada,
sobre la lluvia llovió
cientos de millones de años
y, ese olor del petricor,
no sé qué día, al fin escampó

.


ēgm. 2015
→Las habitaciones polares (versión con hipertexto)

Giuseppe Ungaretti

Vagabundo


.
En ninguna
parte
del mundo
he podido
asentarme.

En cada
nuevo
clima
que hallo
encuentro
desfallecido
que
una vez
ya a él estuve
habituado.

Y me alejo siempre
extranjero.
Naciendo
retornado de épocas ya harto
vividas.
Gozar un solo
minuto de vida
inicial.

Busco un
país inocente.
.


Giuseppe Ungaretti. Girovago
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Girovago

In nessuna
parte
di terra
mi posso accasare

A ogni
nuovo
clima
che incontro
mi trovo
languente
che
una volta
già gli ero stato
assuefatto

E me ne stacco sempre
Straniero
Nascendo
Tornato da epoche troppo
Vissute
Godere un solo
minuto di vita
iniziale

Cerco un paese
innocente


Herberto Helder

Los perros comunes ladran


.
los perros comunes ladran a las lunas que labran por los desiertos fuera,
pero la gota de agua tiembla y brilla,
no utilices las uñas sino en las líneas más puras,
y la gran constelación del perro pasa a través de la noche del mundo llena de aire y de arena
y de fuego,
y no interrumpe ningún ministerio ni ningún elemento,
y tú mira a la escrita la estricta gota de agua inmarcesible
contra la torva sed de la jauría,
con tu línea limpia cruzas cactus, escorpiones, arduos agujeros negros:
quieres solo aquella gota viva entre las uñas,
mientras que en torno bajo las lunas los perros se huelen los culos unos a otros
en busca de oro
.


Herberto Helder. Os cães gerais ladram
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

os cães gerais ladram…

os cães gerais ladram às luas que lavram pelos desertos fora,
mas a gota de água treme e brilha,
não uses as unhas senão nas linhas mais puras,
e a grande Constelação do Cão galga através da noite do mundo cheia de ar e de areia
e de fogo,
e não interrompe ministério nenhum nem nenhum elemento,
e tu guarda para a escrita a estrita gota de água imarcescível
contra a turva sede da matilha,
com tua linha limpa cruzas cactos, escorpiões, árduos buracos negros:
queres apenas
aquela gota viva entre as unhas,
enquanto em torno sob as luas os cães cheiram os cus uns aos outros
à procura do ouro