Manuel Núñez González

El siglo XIX


.
Endiosada, la razón borra del espíritu
el tesoro de la fe que en él ardía.
No hay misterios para las ciencias; la herejía
niega el alma inmortal, niega el infinito.

De la conciencia sin Dios nace el delito,
de la razón sin moral surge la anarquía;
e inmoral y sin Dios la turba impía
tiene de las bestias feroces el apetito…

―¿Sembraste la impiedad, siglo imprudente?
Pues contén el desorden que desbarata,
rompe, hiere, acuchilla, atruena, mata,

y en la sangre se ensucia del inocente:
¡Quien los vientos escoge para semilla,
recoja la tempestad que se desata!

 

O século XIX

Endeusada, a razón borra do espírito
o tesouro da fe que nel ardía.
Non hai misterios pra as ciencias; a herexía
nega a alma inmortal, nega o infinito.

Da conciencia sen Deus nace o delito,
da razón sen moral xorde a anarquía;
e inmoral e sen Deus a turba impía
ten das bestas feroces o apetito…

―¿Sementaches a impiedade, século imprudente?
Pois contén a desorde que esbarata,
rompe, fire, acoitela, estronda, mata,

e no sangue se enfouza do inocente:
¡Quen os ventos escolle pra semente,
recolla a tempestade que se desata!

.


Traducción y adaptación al gallego actual de Enrique Gutiérrez Miranda

 

tumblr_inline_nsmp1argmy1trc969_540

Imagen de galiciana.bibliotecadegalicia.xunta.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s