Kama Kamanda

El rito eterno


.
He abierto mi corazón a tu sombra
para que ella pueda entrar y florecer;
ahora seré la fuente de sus impulsos,
el refugio de sus sueños y el océano de sus olas.
Tú me has dejado venir a ti
para renacer en la luz de la eternidad
y yo he edificado en el alba original
un nido al abrigo de la sequía.
He preparado mis oídos
para escuchar tus cantos.
Raíz de imperecederos deseos,
has engendrado esperanza
sobre la tierra de mi larga migración.
Tu voz en las rutas de la angustia
me encamina lejos de la ausencia.
.


Kama Kamanda. Le rite éternel
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s