Rainer Maria Rilke

Día de otoño


.
Señor, ya es hora. Fue muy largo el verano.
Tiende tu sombra en los relojes de sol
y deja suelto el viento por las campiñas.

Manda madurar a los últimos frutos,
tráeles del sur dos días más de tibieza,
llévalos a la plena sazón y dale
al recio vino la dulzura final.

Quien no tiene casa ya nunca la hará.
Quien está solo, lo estará mucho tiempo;
en vela, leerá y escribirá sin pausa,
errante vagará por las avenidas,
inquieto, igual que vagan las hojas secas.
.


Rainer Maria Rilke. Herbsttag
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Herbsttag

Herr: es ist Zeit. Der Sommer war sehr groß.
Leg deinen Schatten auf die Sonnenuhren,
und auf den Fluren laß die Winde los.

Befiehl den letzten Früchten voll zu sein;
gieb ihnen noch zwei südlichere Tage,
dränge sie zur Vollendung hin und jage
die letzte Süße in den schweren Wein.

Wer jetzt kein Haus hat, baut sich keines mehr.
Wer jetzt allein ist, wird es lange bleiben,
wird wachen, lesen, lange Briefe schreiben
und wird in den Alleen hin und her
unruhig wandern, wenn die Blätter treiben.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s