Setas en escabechina

Ingredientes

  • 400 g de setas
  • 1 zanahoria pequeña en tiras de 2 cm
  • 1 cebolla pequeña en juliana
  • 2 dientes de ajo en láminas
  • 6 granos de pimienta
  • 2 clavos de olor
  • 1 hoja de laurel troceada
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 ramita de romero
  • 2 guindillas rojas secas pequeñas
  • medio vaso (120 ml), y un poco más, de aceite de oliva suave
  • un cuarto de vaso (60 ml) de vinagre de sidra
  • un cuarto de vaso (60 ml) de vino blanco
  • medio vaso más del mismo vino blanco

Preparación

Antes de empezar, preparar las setas limpiándolas concienzudamente, sin que las toque el agua, con ayuda de un cepillito suave y papel de cocina, cortando las partes que tengan tierra muy pegada o estén dañadas. Lleva un ratito. Después trocearlas en mitades o cuartos según tamaño e igualmente los troncos.

Mientras se lleva a cabo esta ardua tarea, servirse medio vaso de vino e ir catándolo para comprobar que es de la calidad adecuada.

En su momento cubrir una sartén pequeña con medio centímetro de aceite de oliva y sofreír bonitamente la zanahoria, la cebolla y el ajo. Cuando estén como tienen que estar, pasarlos a un cazo dejando el aceite en la sartén. Fuera del fuego añadir a la sartén las hierbas y especias, removerlas un tanto y poner a fuego bajo durante un minuto. Acto seguido echar la mayor parte del aceite, reservando un poco, con aquellas y las otras hierbas, al antedicho cazo y añadirle el medio vaso de aceite, el vinagre y el vino. Reducir durante un cuarto de hora, maomeno.

Cinco minutos antes, o sea, diez minutos después, pasar el resto de aceite a otra sartén más grande, ponerla a fuego vivo y rehogar las setas estas durante unos, equis, minutos, removiéndolas esmeradamente, mejor volteándolas. Cuando vayan a querer dorarse, apartar el susodicho cazo del fuego, e ir echándole las setas con cuidadín.

Volver el sobredicho cazo al fuego y tenerlo a idem medio unos diez minutos, maomeno. Después dejar que se enfríe un poco y trasladar a un recipiente conveniente con su tapa correspondiente y tapar apropiadamente. Colocar el escabeche perfectamente escabechado en un lugar fresco y apartado y olvidarse de él durante tres días. En la nevera no, que lo ves y vas a querer comértelo. Y no necesita frío.

.

Adivina adivinanza:
Un sombrero sin cabeza con un pie que no tropieza, ¿qué es?
.


Marmitón Miranda