Los pensamientos son más largos que el tiempo

Aún pienso en el susurro de los sauces,
pienso en los signos maliciosos
con que el viento escribe en la arena,

polvo de azufre rodando en las dunas,
pienso que lo que no se hace hoy
jamás podrá ser hecho, pienso

que si el río nunca es el río,
el tiempo no es el tiempo, no es el tiempo,
pienso en la lluvia que viene

y en los charcos de escarcha entre la hierba,
pienso en el semen sobre el cojín verde,
cerveza y piel blanca en la playa,

pienso en la mano insegura que baja
hasta el vello leve del pubis
donde es detenida por otra mano

aún más insegura, aun pienso
en aquel mar silencioso,
pienso en el muchacho que piensa

que solo él piensa en el mundo,
–el bigote incipiente y la duda consciente–
pienso en la sal y en el vino dorado,

pienso en el futuro inalcanzable,
y en la reina de las algas mirando
inmortalmente el mar en su ventana,

pienso en los bares trastornados
y en las calles desorientadas desde
que tú no estás, ojoazurea,

tú no estás, tú no estás, ni yo estoy,
pienso en las conchas rotas de la playa,
y pienso en la tarjeta de memoria

perdida en un bosque remoto,
pienso en los cuervos danzando en la nieve,
pienso en la bruma que escucha,

pienso en los ojos del cierzo,
pienso en el viento sin nombre que aturde
los desfiladeros de mi cerebro,

y pienso en el caballo en la sabana,
huesos de aire y olvido, pienso
en el lobo hambriento mordisqueando

roja corteza de pino en invierno,
pienso en correr tras las nubes
mientras la luna se aleja en la niebla,

pienso en el musgo buscando a los robles,
la madreselva a las zarzas,
pienso en que… #sí, espera un momento,

estoy escribiendo un poema, luego
te llamo, o te mando un guasapi,
sí, un largo y precioso poema# …pienso

que hay quien, cuando encuentra una grieta,
la sella, y que hay quien la grapa
para que no siga extendiéndose,

y también que hay quien escarba en ella
hasta que el edificio se derrumba
sobre sus sueños de imbécil,

pienso que de entre el polvo y los escombros
solo pueden surgir espectros,
pienso en la lluvia que vendría

y en el polen de las aceras, pienso,
pienso en el semen en tu malva intenso,
chocolate y birra en la librería,

pienso en los juegos de las algas,
y pienso en la chica del sushi
chupándola absorta mientras

muy suavemente la fotografío,
pienso en el mar desnortado,
pienso en el hombre que piensa

que solo él piensa en el mundo,
–una barba exultante, una duda constante–
pienso que pienso en el hombre

que cambia de nombre y de identidad
y de mente en cada ciudad,
pienso en el sabor de mi nombre,

pienso en lo poco que importa quién soy
o no soy, sino tan solo –acaso–
lo que parezco, y quizá a quién

quizá me parezco, pienso en correr
y correr, corriendo tras el
frío susurro del sauce en la niebla

mientras la luna devora la noche
escupiendo sus tripas a las nubes,
pienso en el cuarzo brillante

en hondos despeñaderos sombríos,
pienso en el semen en la piel morena
y pienso en la lluvia que no ha venido,

pienso en la vecina sodomizada
con su peinado de actriz glamurosa,
pienso que a veces la oigo masturbarse

allá, en la otra orilla de la pared,
pienso en aquel mar melancólico,
pienso en el anciano que piensa

que solo él piensa en el mundo,
–ya el pelo raleante, otra duda expectante–
pienso en las flores de las tumbas,

pienso en la vivisección del abismo
y, en la mitad del camino del río,
pienso en el dulce amargor del oxalis,

pienso en el ojo que no habla
y en la boca que me mira, ay pienso,
pienso en mi tenaz corazón de estroncio

ardiendo lentamente bajo tierra,
pienso en la sima profunda en la que
mis restos permanecen sepultados

junto a mi hacha y mi cuchillo
desde hace más de un millón de años,
pienso en cien mil millones de galaxias

y en tres neutrinos oscilantes
viajando de mi mente a tu cerebro
mientras cambia el sabor de las estrellas,

pienso en el peso del mundo, pienso en
el niño que todavía no piensa
que está solo en el universo, pienso

en los océanos de años luz,
pienso que el río no es río ni tiempo,
pienso en que pienso que pienso

un pensamiento de hiedra y veneno
que no es suficiente para existir,
pienso en los lirios de semen,

pienso, allí, en la vecina masturbándose,
pienso en la lluvia que aún vuelve,
pienso en si habrá aguardiente en el infierno.

egm.2016

Carlos Drummond de Andrade

Necrológica de los desilusionados del amor


Los desilusionados del amor
se descerrajan tiros en el pecho.
Desde mi cuarto oigo la fusilería.
Las amadas se retuercen de placer.
Oh, qué material para los periódicos.

Desilusionados pero fotografiados,
han escrito cartas explicativas,
han tomado todas las disposiciones
para el remordimiento de las amadas.
Pum pum pum adiós, enojada.
Me voy, tú te quedas, pero nos veremos
sea en el claro cielo o el turbio infierno.

Los médicos hacen las autopsias
a los desilusionados que se mataron.
Qué grandes corazones poseían.
Vísceras inmensas, tripas sentimentales
y un estómago lleno de poesía…

Ahora vamos hacia el cementerio
a llevar los cuerpos de los desilusionados
encajonados competentemente
(pasiones de primera y segunda clase).
Los desilusionados siguen ilusionados,
sin corazón, sin tripas, sin amor.

Única fortuna, sus dientes de oro
no serán un lastre financiero
y cubiertos de tierra perderán el brillo
mientras las amadas bailarán una samba
brava, violenta, sobre sus tumbas.


Carlos Drummond de Andrade. Necrológio dos desiludidos do amor (citador.pt)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Necrológio dos desiludidos do amor

Os desiludidos do amor
estão desfechando tiros no peito.
Do meu quarto ouço a fuzilaria.
As amadas torcem-se de gozo.
Oh quanta matéria para os jornais.

Desiludidos mas fotografados,
escreveram cartas explicativas,
tomaram todas as providências
para o remorso das amadas.

Pum pum pum adeus, enjoada.
Eu vou, tu ficas, mas nos veremos
seja no claro céu ou turvo inferno.

Os médicos estão fazendo a autópsia
dos desiludidos que se mataram.
Que grandes corações eles possuíam.
Vísceras imensas, tripas sentimentais
e um estômago cheio de poesia…

Agora vamos para o cemitério
levar os corpos dos desiludidos
encaixotados competentemente
(paixões de primeira e de segunda classe).

Os desiludidos seguem iludidos,
sem coração, sem tripas, sem amor.
Única fortuna, os seus dentes de ouro
não servirão de lastro financeiro
e cobertos de terra perderão o brilho
enquanto as amadas dançarão um samba
bravo, violento, sobre a tumba deles.

Kenneth Rexroth

Espejos dobles


Hay luna nueva. Avanzada
la noche, al final del verano,
las constelaciones de otoño
fulguran en el árido cielo.
El aire huele a ganado, heno
y polvo. En el viejo huerto
las peras están maduras. Los árboles
han crecido de injertos antiguos
y la fruta no es comestible.
Al pasar junto a ellos escucho
algo que gruñe y susurra y dirijo
mi linterna hacia las ramas.
Dos mapaches babean saliva
con agrio jugo de peras
de sus bocas vueltas a mí, sus ojos
profundas esponjas de luz.
Me reconocen y no huyen.
Al llegar a lo alto del camino,
entre las sombras de los robles negros,
veo ante mí, centelleando
por todas partes en la polvorienta
grava, diminutos puntos de fría
luz azul, como destellos de
nieve y acero. Sospecho qué son
y me arrodillo a mirar. Bajo cada
guijarro y hoja de roble hay una
araña, sus ojos brillando hacia
mí, con mi luz reflejada
desde una distancia inconmensurable.


Kenneth Rexroth. Doubled Mirrors (poetryfoundation.org)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Doubled Mirrors

It is the dark of the moon.
Late at night, the end of summer,
The autumn constellations
Glow in the arid heaven.
The air smells of cattle, hay,
And dust. In the old orchard
The pears are ripe. The trees
Have sprouted from old rootstocks
And the fruit is inedible.
As I pass them I hear something
Rustling and grunting and turn
My light into the branches.
Two raccoons with acrid pear
Juice and saliva drooling
From their mouths stare back at me,
Their eyes deep sponges of light.
They know me and do not run
Away. Coming up the road
Through the black oak shadows, I
See ahead of me, glinting
Everywhere from the dusty
Gravel, tiny points of cold
Blue light, like the sparkle of
Iron snow. I suspect what it is,
And kneel to see. Under each
Pebble and oak leaf is a
Spider, her eyes shining at
Me with my reflected light
Across immeasurable distance.

Nocturno con bicicleta

Las noches de domingo son tranquilas,
aunque una brisa suave
remueve los papeles en la calle,

no han barrido hoy,
no hay tráfico.
pasa un hombre en bicicleta

mirando el teléfono móvil,
sosteniéndolo en una mano mientras
con la otra sujeta el manillar,

no hay ruido,
yo apago el cigarrillo
y lo lanzo en exquisita parábola

sobre el viento, hacia el asfalto,
las noches de domingo son tranquilas,
no hay vida.
.


ēgm. 2016

Philippe Herren

El hombre que llora


Solo hay un medio de nacer a una nueva vida:
morir antes de la muerte.

Elif Shafak, Soufi, mon amour

A Valérie

He aquí el hombre que llora.
Está sentado en su coche, la cabeza inclinada sobre el volante. Es una sombra este hombre que llora en su coche. Nada puede detener el flujo de los camiones en la autopista, a las cinco de la tarde. Nada sino el llanto de este hombre fabuloso.
Ha echado sus aguas en la calzada y tres coches han salido derrapando.

He aquí el hombre que llora.

En el coche
no dice nada
la belleza
retrocede
desconecta
y va
a empotrarse
en un extraño embalaje
se oye el crujido de un sándwich

Las separaciones
se arremolinan bajo la lluvia
y después se van
como las chicas jóvenes

El hombre que llora
se separa
dice adiós
abandona
no se queda nada
llora en sobreimpresión
los acontecimientos ordinarios
a dos pasos de la estación de servicio
donde el gran hombre del surtidor
un muchacho impresionante
aprieta en su mano
la pistola
de su juventud madura
como una mancha de aceite
sobre el asfalto
reverberación
evaporación

Las separaciones
se arremolinan bajo la lluvia
y después se van
como las chicas jóvenes

Son las cinco de la tarde
el hombre que llora
no irá más lejos
ha apagado el motor
dice adiós
a esta huida hacia adelante
que le alcanza
y que le dice
nunca es demasiado tarde
para empezar
los desamores

Y por eso llora

Ha dejado partir
la belleza
en la luz vitrificada
del otoño
como una niña
sin besos
sin adioses
el caos no tiene rostro
es solo un oleaje
que te retiene
un regalo que llega de lejos
y que te derrota
en el silencio
de una mañana

Las separaciones
se arremolinan bajo la lluvia
y después se van
como las chicas jóvenes

El hombre que llora
le veo
cegado
en el área de aparcamiento
alza los codos
al gran sol
de los camiones
en el ocaso
a la hora del lago
que juega
en su retrovisor
y refleja
toda clase
de indiferencias

Y él
el hombre que llora
en esta gran tarde
que llega
se endereza
lavado
aseado
es todo belleza
fabuloso
reluciente
como un verano
mojado
se despliega
cuando el resplandor
del sol
a través del parabrisas
deposita en su mejilla
el impacto atronador
de una rosa estrellada

Y he aquí
el hombre que llora
puede regresar
con la marca
del beso
que ha ido a buscar

Las separaciones
se arremolinan bajo la lluvia
y después se van
como las chicas jóvenes

19 de diciembre de 2015


Philippe Herren. L’homme qui pleure (emotionspoetiques.tumblr.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

L’homme qui pleure

“Il n’y a qu’un moyen de naître à une nouvelle vie : mourir avant la mort.” Elif Shafak, Soufi, mon amour.
A Valérie

Voici l’homme qui pleure.
Il est assis dans sa voiture, la tête courbée sur son volant. C’est une ombre cet homme qui pleure dans sa voiture. Rien ne peut arrêter le flux des pendulaires sur l’autoroute, à cinq heures du soir. Rien sinon les pleurs de cet homme fabuleux.
Il a couché ses eaux sur la chaussée et trois voitures sont parties en tête à queue.

Voici l’homme qui pleure.

Dans sa voiture
Il ne dit rien
La beauté
Décroche
Dévisse
Et va
S’encastrer
Dans un drôle d’emballage
On entend le froissement d’un sandwich

Les séparations
Tournoient sous la pluie
Et puis s’en vont
Comme des jeunes-filles

L’homme qui pleure
Se sépare
Dit adieu
Abandonne
Ne retient rien
Il pleure en surimpression
Des événements ordinaires
A deux pas de la station service
Là où le grand bonhomme à la pompe
Un gaillard impressionnant
Serre dans sa main
Le pistolet
De sa jeunesse mûre
Comme une tache d’huile
Sur le bitume
Réverbération
Évaporation

Les séparations
Tournoient sous la pluie
Et puis s’en vont
Comme des jeunes-filles

Il est cinq heures du soir
L’homme qui pleure
N’ira pas plus loin
Il a coupé le moteur
Il dit adieu
A ces fuites en avant
Que l’on rattrape
Et à qui l’on dit
Il n’est jamais trop tard
Pour recommencer
Les désamours

Et c’est pourquoi il pleure

Il a laissé partir
La beauté
Dans la lumière vitrifiée
De l’automne
Comme une fille
Sans baisers
Sans adieux
Le chaos n’a pas de visage
C’est juste une houle
Qui vous tient
Un cadeau qui vient de loin
Et que vous défaites
Dans le silence
D’un matin

Les séparations
Tournoient sous la pluie
Et puis s’en vont
Comme des jeunes-filles

L’homme qui pleure
Je le vois
Ebloui
Sur l’aire de stationnement
Il lève les coudes
Au grand soleil
Des pendulaires
Dans le couchant
A l’heure du lac
Qui joue
De son miroir
Et réfléchit
Toutes sortes
D’indifférences

Et lui
L’homme qui pleure
Dans ce grand soir
Qui vient
Se redresse
Lavé
Nettoyé
Il est de toute beauté
Fabuleux
Rutilant
Comme un été
Mouillé
Il se déploie
Quand le rougeoiement
Du soleil
A travers le pare-brise
Dépose sur sa joue
L’impact bruyant
D’une rose étoilée

Et voilà
L’homme qui pleure
Peut s’en retourner
Avec la marque
Du baiser
Qu’il est allé chercher

Les séparations
Tournoient sous la pluie
Et puis s’en vont
Comme des jeunes-filles

Roberto Piva

Ardor del agua


Charla con Júlio Bressane & Jairo Ferreira en el Cachação
Lésbicas discutiendo de semiótica
salidas de una película de Bressane
salidas de un poema de Roberto Piva
el arco iris toma forma
estilo Farinata en el Infierno
Karma de la pesada & fuorilegge
caipiriña B52
noche de cobalto
espectro radiactivo de los políticos de las Pampas
garras de Kamikaze
Bacanal en la sauna
muchacho colgado en el Porta-Estandarte
niño rubio materializado en la plaza Roosevelt
Releyendo a los griegos
Hamburguesa ditirámbica de Arquíloco
Teognis & su boy Cirno arcangélicos
Sonata en el Caos de Calcáreo
Marihuana en los lamentos de las guitarras de Otoño
fantasmas con lenguas reales
Cenadores de Maracuyás para siempre
yo levanto el Sello de la Muerte
maestro de las ofrendas Verbo Mágico
mansión de millones de años
Osiris emperador de la Eternidad
diosa Escorpión
kermés del Zodíaco
Rimbaud Diadorim Billy The Kid
Hesíodo su dote aún es la Tierra & el mar infecundo
primero dioses Titanes
vientre contra vientre & muslos contra muslos (Arquíloco)
…del lado paterno ilustres descendientes de pedómanos (Arquíloco)
tambor tambor tambor
armaduras revueltas en la batalla
el Mundo es un ansia
pájaros de seda en la Riada
mi canción es pura
mis tripas están locas
Fernando Pessoa & el mar Egeo
flores en la palma de las madrugadas.


Roberto Piva. Ardor da Água (subcultura.mitotes.eco.br)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Ardor da Água

Papo com Júlio Bressane & Jairo Ferreira no Cachação
Lésbicas discutindo semiótica
saídas de um filme de Bressane
saídas de um poema de Roberto Piva
o arco-íris toma jeito
estilo Farinata no Inferno
Karma da pesada & fuorilegge
caipirinha B52
noite de cobalto
espectro radioativo dos políticos dos Pampas
garras de Kamikase
Bacanal na sauna
garoto pendurado no Porta-Estandarte
menino loiro materializado na praça Roosevelt
Relendo os gregos
Chesburguer ditirâmbico de Arquiloco
Teógnis & seu boy Cirno arcangélicos
Sonata no Caos de Calcáreo
Marijuana nos soluços dos violões de Outono
fantasmas com línguas reais
Caramanchões de Maracujás para sempre
eu levanto o Selo da Morte
mestre das oferendas Verbo Mágico
mansão de milhões de anos
Osíris imperador da Eternidade
deusa Escorpião
quermesse mo Zodíaco
Rimbaud Diadorim Billly The Kid
Hesíodo seu dote ainda é a Terra & o mar infecundo
primeiro deuses Titãs
ventre contra ventre & coxas contra coxas (Arquiloco)
… do lado paterno ilustres descendentes de peidomanos (Arquiloco)
tambor tambor tambor
armaduras reviradas na batalha
o Mundo é uma ânsia
pássaros de seda na Enxurrada
minha canção é pura
minhas tripas são loucas
Fernando pessoa & o mar Egeu
flores na palma das madrugada.

Gregory Corso

Matrimonio


¿Debería casarme? ¿Debería ser Bueno?
¿Asombrar a la vecina con mi traje de moda y mi gorra?
No llevarla al cine sino de cementerios
contarle todo sobre bañeras de hombre lobo y clarinetes bifurcados
luego desearla y besarla y todos los preliminares
y ella llegando solo hasta ahí y yo entendiendo el por qué
y no enojarme al decirle ¡Tienes que sentir! ¡Es hermoso sentir!
y en cambio tomarla en mis brazos y apoyarla contra una vieja lápida ladeada
y cortejarla la noche entera con las constelaciones en el cielo…

Cuando me presentara a sus padres
la espalda recta, el pelo por fin peinado, ahogado por la corbata,
me sentaría con las rodillas juntas en su sofá de tercer grado
y no preguntaría ¿Dónde está el baño?
Cómo sentirme diferente del que soy,
continuamente pensando en la serie de Flash Gordon…
Oh, qué terrible debe ser para un joven
sentarse ante una familia y el pensamiento de la familia
¡No lo habíamos visto nunca! ¡Quiere a nuestra Mary Lou!
Después del té y las galletas caseras preguntarían ¿Cómo te ganas la vida?
¿Debería decírselo? ¿Les gustaría entonces?
Dirían De acuerdo, casaos, perdemos una hija
pero ganamos un hijo…
¿Y preguntaría entonces dónde está el baño?

¡Oh, Dios, y la boda! Toda su familia y sus amigos
y solo un puñado de los míos gorrones y barbudos
esperando únicamente las bebidas y el banquete…
¡Y el cura! Que me mira como si estuviera masturbándome
al preguntarme ¿Aceptas a esta mujer como legítima esposa?
Y yo temblando qué diría diría ¡Sin Cuero!
Besaría a la novia con todos aquellos cursis palmeándome la espalda
¡Es toda tuya, muchacho! ¡Ja ja ja!
Y vería pasar por sus ojos alguna obscena luna de miel…

Después todo ese absurdo arroz y el estruendo de latas y los zapatos
¡Cataratas del Niágara! ¡Hordas iguales! ¡Maridos! ¡Esposas! ¡Flores! ¡Bombones!
Todos entrando en masa en acogedores hoteles
Todos para hacer la misma cosa esta noche
El conserje indiferente sabiendo lo que va a pasar
Los zombis del vestíbulo sabiéndolo
El ascensorista que silba sabiendo
El botones que guiña un ojo sabiendo
¡Todos sabiendo! ¡Casi me dan ganas de no hacer nada!
¡Pasar toda la noche despierto! ¡Mirar a ese conserje a los ojos!
Gritando: ¡Me niego a la luna de miel! ¡Me niego a la luna de miel!
corriendo desenfrenado por las suites climatizadas
chillando ¡Radio panza! ¡Gato pala!
¡O me quedaría en el Niágara para siempre! En una oscura cueva bajo la cascada
Asentado allí como el Lunamelero Loco urdiendo formas de romper matrimonios
un azote de la bigamia un santo del divorcio…

Pero debería casarme debería ser bueno
Qué bonito llegar a casa junto a ella
y sentarme al lado de la chimenea y ella en la cocina
joven y hermosa con su delantal esperando un bebé
y tan feliz conmigo que se le quemaría el asado
y vendría llorando y yo me levantaría de mi gran sillón de papá
diciendo ¡Diente de Navidad! ¡Sesos radiantes! ¡Pera sorda!
¡Dios qué buen marido sería! ¡Sí, debería casarme!
¡Hay tanto por hacer! Como deslizarse de madrugada en casa del señor Jones
y cubrir sus palos de golf con libros noruegos de 1920
como colgar una foto de Rimbaud en el cortacésped
como pegar sellos de la república de Tannu Tuvá por toda la valla
cuando venga la señora Caramable para la colecta de caridad
cogerla del brazo y decirle ¡Hay presagios adversos en el cielo!
y cuando venga el alcalde a pedir mi voto decirle
¿Cuándo va usted a detener la matanza de ballenas?
Y cuando venga el lechero dejarle una nota en la botella
Polvos de pingüino, traiga polvos de pingüino, quiero polvos de pingüino…

Aunque si estuviera casado y es Connecticut y nieva
y ella da a luz a un niño y yo estoy insomne, exhausto, en pie durante noches,
la cabeza inclinada en una tranquila ventana, el pasado detrás de mí,
viéndome en la situación más común como un hombre tembloroso
sabiendo la responsabilidad sin rama sucia ni sopa de monedas romanas…
¡Oh, qué bueno sería!
Seguro que le daría como biberón un Tácito de goma
por sonajero una bolsa de discos rotos de Bach
tachonaría a De la Francesca por toda su cuna
cosería el alfabeto griego en su babero
y le construiría como parque un Partenón sin techo.

No, no creo que me gustara ser esa clase de padre
nada de rural ni de nieve ni ventana tranquila
sino la cálida y maloliente ciudad de Nueva York
siete pisos de escaleras, con cucarachas y ratas por las paredes
una gorda esposa reichiana gritando sobre las patatas ¡Busca trabajo!
Y cinco mocosos de nariz congestionada enamorados de Batman
Y los vecinos totalmente desdentados y con el pelo áspero
como aquel montón de viejas brujas del siglo dieciocho
todos queriendo pasar a ver la tele
El propietario quiere su alquiler
Supermercado Gas Cruz Azul y Eléctrica Caballeros de Colón
Imposible acostarse y soñar con Teléfono nieve, aparcamiento fantasma…
¡No! ¡No debería casarme y no debería hacerlo nunca!
Pero… imagino que si tuviera que casarme con una bella mujer sofisticada
alta y pálida que llevara un elegante vestido negro y largos guantes negros
sosteniendo un cigarrillo en una mano y un gin-tonic en la otra
y viviéramos en un elevado ático con un ventanal enorme
desde el que podríamos ver todo Nueva York y aún más lejos en los días claros
No, no puedo imaginarme casado con ese agradable sueño carcelario…

Ah ¿pero qué hay del amor? Se me olvida el amor
no es que yo sea incapaz de amar
es solo que el amor me resulta tan extraño como llevar zapatos…
Nunca quise casarme con una chica parecida a mi madre
e Ingrid Bergman siempre ha sido un imposible
Y debe haber por ahí alguna chica aunque estará ya casada
Y no me gustan los hombres y…
¡pero tiene que haber alguien!
Porque qué pasa si llego a los sesenta sin casarme,
completamente solo en un cuartucho con meados en la ropa interior
¡y todos los demás se han casado! ¡Todos casados en el universo menos yo!

Ay, pero bien sé que si existiese una mujer posible como yo soy posible
el matrimonio sería entonces posible…
Como ELLA en su solitario lujo exótico espera a su amante egipcio
así espero yo… privado de dos mil años y del baño de la vida.


Gregory Corso. Marriage (english.illinois.edu)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Marriage

Should I get married? Should I be Good?
Astound the girl next door with my velvet suit and faustaus hood?
Don’t take her to movies but to cemeteries
tell all about werewolf bathtubs and forked clarinets
then desire her and kiss her and all the preliminaries
and she going just so far and I understanding why
not getting angry saying You must feel! It’s beautiful to feel!
Instead take her in my arms lean against an old crooked tombstone
and woo her the entire night the constellations in the sky—

When she introduces me to her parents
back straightened, hair finally combed, strangled by a tie,
should I sit knees together on their 3rd degree sofa
and not ask Where’s the bathroom?
How else to feel other than I am,
often thinking Flash Gordon soap—
O how terrible it must be for a young man
seated before a family and the family thinking
We never saw him before! He wants our Mary Lou!
After tea and homemade cookies they ask What do you do for a living?
Should I tell them? Would they like me then?
Say All right get married, we’re losing a daughter
but we’re gaining a son—
And should I then ask Where’s the bathroom?

O God, and the wedding! All her family and her friends
and only a handful of mine all scroungy and bearded
just waiting to get at the drinks and food—
And the priest! He looking at me if I masturbated
asking me Do you take this woman for your lawful wedded wife?
And I trembling what to say say Pie Glue!
I kiss the bride all those corny men slapping me on the back
She’s all yours, boy! Ha-ha-ha!
And in their eyes you could see some obscene honeymoon going on—

then all that absurd rice and clanky cans and shoes
Niagara Falls! Hordes of us! Husbands! Wives! Flowers! Chocolates!
All streaming into cozy hotels
All going to do the same thing tonight
The indifferent clerk he knowing what was going to happen
The lobby zombies they knowing what
The whistling elevator man he knowing
The winking bellboy knowing
Everybody knowing! I’d be almost inclined not to do anything!
Stay up all night! Stare that hotel clerk in the eye!
Screaming: I deny honeymoon! I deny honeymoon!
running rampant into those almost climatic suites
yelling Radio belly! Cat shovel!
O I’d live in Niagara forever! in a dark cave beneath the Falls
I’d sit there the Mad Honeymooner devising ways to break marriages, a scourge of
bigamy a saint of divorce—

But I should get married I should be good
How nice it’d be to come home to her
and sit by the fireplace and she in the kitchen
aproned young and lovely wanting by baby
and so happy about me she burns the roast beef
and comes crying to me and I get up from my big papa chair
saying Christmas teeth! Radiant brains! Apple deaf!
God what a husband I’d make! Yes, I should get married!
So much to do! like sneaking into Mr Jones’ house late at night
and cover his golf clubs with 1920 Norwegian books
Like hanging a picture of Rimbaud on the lawnmower
like pasting Tannu Tuva postage stamps all over the picket fence
like when Mrs Kindhead comes to collect for the Community Chest
grab her and tell her There are unfavorable omens in the sky!
And when the mayor comes to get my vote tell him
When are you going to stop people killing whales!
And when the milkman comes leave him a note in the bottle
Penguin dust, bring me penguin dust, I want penguin dust—

Yet if I should get married and it’s Connecticut and snow
and she gives birth to a child and I am sleepless, worn,
up for nights, head bowed against a quiet window, the past behind me,
finding myself in the most common of situations a trembling man
knowledged with responsibility not twig-smear not Roman coin soup—
O what would that be like!
Surely I’d give it for a nipple a rubber Tacitus
For a rattle bag of broken Bach records
Tack Della Francesca all over its crib
Sew the Greek alphabet on its bib
And build for its playpen a roofless Parthenon

No, I doubt I’d be that kind of father
not rural not snow no quiet window
but hot smelly New York City
seven flights up, roaches and rats in the walls
a fat Reichian wife screeching over potatoes Get a job!
And five nose running brats in love with Batman
And the neighbors all toothless and dry haired
like those hag masses of the 18th century
all wanting to come in and watch TV
The landlord wants his rent
Grocery store Blue Cross Gas & Electric Knights of Columbus
Impossible to lie back and dream Telephone snow, ghost parking—
No! I should not get married and I should never get married!
But—imagine if I were to marry a beautiful sophisticated woman
tall and pale wearing an elegant black dress and long black gloves
holding a cigarette holder in one hand and highball in the other
and we lived high up a penthouse with a huge window
from which we could see all of New York and even farther on clearer days
No I can’t imagine myself married to that pleasant prison dream—

O but what about love? I forget love
not that I am incapable of love
it’s just that I see love as odd as wearing shoes—
I never wanted to marry a girl who was like my mother
And Ingrid Bergman was always impossible
And there maybe a girl now but she’s already married
And I don’t like men and—
but there’s got to be somebody!
Because what if I’m 60 years old and not married,
all alone in furnished room with pee stains on my underwear
and everybody else is married! All in the universe married but me!

Ah, yet well I know that were a woman possible as I am possible
then marriage would be posible—
Like SHE in her lonely alien gaud waiting her Egyptian lover
so I wait—bereft of 2,000 years and the bath of life.

Francis Picabia

Manifiesto caníbal Dadá


Están todos ustedes acusados; levántense. El orador no puede hablarles a no ser que estén en pie.

En pie como ante la Marsellesa.
En pie como ante el himno ruso.
En pie como ante el God save the king.
En pie como ante la bandera.

Finalmente en pie ante DADÁ, que representa la vida y les acusa a ustedes de desear cualquier cosa por esnobismo, siempre que sea cara.

¿Están ustedes decaídos? Tanto mejor, así me escucharán con más atención.

¿Qué hacen ustedes aquí, hacinados como ostras serias? Porque ustedes son serios, ¿no es así?

Serios, serios, serios hasta la muerte.

La muerte es una cosa seria, ¿eh?

Se mueren como héroes, o como idiotas que es lo mismo. La única palabra que no es efímera es la palabra muerte. Ustedes quieren la muerte para los demás.

A muerte, a muerte, a muerte.

Únicamente el dinero no muere nunca, solo se va de viaje.

Él es el dios al que respetamos, el personaje serio; dinero respeto de las familias. Honor, honor al dinero: el hombre que tiene dinero es un hombre honorable.

El honor se compra y se vende como el culo. El culo, el culo representa la vida como las patatas fritas, y todos ustedes que son serios, todos olerán peor que la mierda de vaca.

DADÁ no huele a nada, no es nada, nada, nada.
Es como sus esperanzas: nada.
Como sus paraísos: nada.
Como sus ídolos: nada.
Como sus políticos: nada.
Como sus héroes: nada.
Como sus artistas: nada.
Como sus religiones: nada.

Silben, griten, pártanme los morros, ¿y después, y después? Les diré además que son ustedes unos capullos. En tres meses les venderemos, mis amigos y yo, nuestros cuadros por unos cuantos francos.


Leído por André Breton en la Tercera Noche Dadá, en el Théâtre de la Maison de l’Oeuvre, París, el 27 de marzo de 1920. Publicado en Dada nº 7 – DADAphone, París, marzo de 1920.
Francis Picabia. Manifeste Cannibale Dada (dadasurr.blogspot.com)
Dada. Edited by Tristan Tzara. Zurich, Paris, 1917-1921. 7 numbers (sdrc.lib.uiowa.edu)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Manifeste Cannibale Dada

Tous êtes accusés ; levez-vous. L’orateur ne peut vous parler que si vous êtes debout.
Debout comme pour la Marseillaise,
debout comme pour l’hymne russe,
debout comme pour le God save the King,
debout comme devant le drapeau
Enfin debout devant DADA qui représente la vie et qui vous accusede tout aimer par snobisme du moment que cela coûte cher
Vous vous êtes tous rassis ? Tant mieux, comme cela vous allez m’écouteravec plus d’attention.
Que faites-vous ici, parqués comme des huîtres sérieuses – car vous êtes sérieux, n’est-ce pas ?Sérieux, sérieux, sérieux jusqu’à la mort.
La mort est une chose sérieuse, hein ?
On meurt en héros ou en idiot, ce qui est la même chose.
Le seul mot qui ne soit pas éphémère c’est le mot mort. Vous aimez la mort pour les autres.
A mort, à mort, à mort.
Il n’y a que l’argent qui ne meure pas, il part seulement en voyage.
C’est le Dieu, celui qu’on respecte, le personnage sérieux – argent respect des familles. Honneur, honneur de l’argent ; l’homme qui a de l’argent est un homme honorable.
L’honneur s’achète et se vend comme le oui. Le cul, le cul représente la vie représente la vie comme les pommes frites, et vous tous qui êtes sérieux, vous sentirez plus mauvais que la merde de vache.
DADA lui ne sent rien, il n’est rien, rien, rien.
Il est comme vos espoirs : rien
comme vos paradis : rien
comme vos idoles : rien
comme vos hommes politiques : rien
comme vos héros : rien
comme vos artistes : rien
comme vos religions : rien
Sifflez, criez, cassez-moi la gueule et puis et puis ? Je vous dirai encore que vous êtes tous des poires. Dans trois mois, nous vous vendrons, mes amis et moi, nos tableaux pour quelques francs.

Joan Brossa

Poema


Es cierto
que no tengo dinero
y es patente que la mayor parte de
las monedas son de chocolate;
pero si coges esta hoja,
la doblas a lo largo
en dos rectángulos,
después en cuatro,
haces entonces un pliegue
oblicuo con las cuatro
puntas y lo separas
en dos partes,
y nada más,
no creas que vas a obtener
un pájaro que mueva
las alas.


Joan Brossa. Poema (macba.cat)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Poema

És cert
que no tinc diners
i és patent que la major part de
monedes són de xocolata;
però si agafeu aquest full,
el doblegueu pel llarg
en dos rectangles,
després en quatre,
feu llavors un plec
oblic amb els quatre
papers i el separeu
en dos gruixos,
obtindreu
un ocell que mourà
les ales.

Uxío Novoneyra

Al Sil


El río al ras
lleno de agua y destino al paso
fluye flumen
a donde fue ya el sol tragado
todo el oro vuelto plata
/gris raspado/
en mil ovillos
y aros cruzados
sumándose al caudal de la noche
también alto.

Él no nos necesita
ni a este canto.
La sola Naturaleza
es forma de algo.
Y yo desde aquí inmóvil
llego al otro lado
como cuando a por las doncellas
de un salto
fue del caballo de Roldán
brincado.

En este aire caliente ingente
amigo Lauro
somos la orilla
con todo el tiempo de mirarlo
como si ni a él ni a nosotros
aguardase el Océano
Y no lo viéramos perderse ahí
a corto tramo
y al caer la noche en ella
desembocando.


Uxío Novoneyra. Ó Sil (bvg.udc.es)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Ó Sil

O río ó ras
cheo d-auga e destino ó paso
flue flumen
pr-onde foi xa o sol tragado
todo o ouro volto prata
/gris raspado/
en mil sarillos
e aneis cruzados
sumándose ó caudal da noite
tamén alto.

Il non precisa de nós
nin diste canto.
Ela sola Naturaleza
é forma de algo.
I eu de eiquí quedo
chegou ó outro lado
coma cando a polas doncelas
dun salto
foi do cabalo de Roldán
ralvado.

Niste aire quente rente
amigo Lauro
Sómo-la beira
con todo o tempo pra miralo
coma se nin a el nin a nós
agardara o Oceano
E non-o viramos perderse eí
a corto tramo
i ó pechar a noite nela
desembocando

William Stafford

Pregúntame


Pregúntame algún día, cuando el río
se hiele, qué errores he cometido.
Pregúntame si lo que he hecho es mi vida.
Han venido otros lentamente a mi
pensamiento, algunos han intentado
ayudar o hacerme daño: pregúntame
si ha sido su amor más fuerte que el odio.

Escucharé lo que digas. Tú y yo
podemos volvernos y contemplar
el mudo río y esperar. Sabemos
que allí está la corriente, oculta; allí
idas y venidas desde muy lejos
mantienen la quietud, ante nosotros.
Lo que el río dice, eso es lo que digo.


William Stafford. Ask Me (poemhunter.com)
williamstaffordarchives.org
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Ask Me

Some time when the river is ice ask me
mistakes I have made. Ask me whether
what I have done is my life. Others
have come in their slow way into
my thought, and some have tried to help
or to hurt: ask me what difference
their strongest love or hate has made.

I will listen to what you say.
You and I can turn and look
at the silent river and wait. We know
the current is there, hidden; and there
are comings and goings from miles away
that hold the stillness exactly before us.
What the river says, that is what I say.

自动翻译

Montañas neblinosas, huesos
de animales extintos, nieve,
árboles exóticos, hiedra

pulsada por el viento sobre
recónditas ruinas sagradas;
los caracteres chinos son

en sí mismos bellos, cual sea
su significado, si bien,
de todos modos, yo utilizo,

huesos extintos en la hiedra,
cualquier traductor automático
–por ejemplo en chrome, clic derecho–

y a veces logro entender algo:
nieves animales con pulsos
neblinosos, ruinas arbóreas,

hiedra extinta sobre los huesos.

egm.2016

Bochō Yamamura

Cada gota de lluvia


.
Cada gota de lluvia tiene
una historia que contar
de las penas de la gente,
del sufrimiento de los seres vivos,
de la llegada de los gorriones.


Bochō Yamamura. Each of the rain drops (arelativenewcomer.tumblr.com)
Traducción de la versión inglesa de Sato Hiroaki y Burton Watson por Enrique Gutiérrez Miranda

Each of the rain drops

Each of the rain drops has a tale to tell
about the sorrows of people
about the hardships living things go through
about the arrival of sparrows.