Tarás Shevchenko

Pensamiento


.
Fluye el agua hacia el mar azul
sin que nunca se agote;
busca el cosaco su destino,
pero el destino no halla.

Vaga el cosaco sin rumbo;
resuena el mar azul.
Resuena el corazón del cosaco
y su pensamiento le habla:

«¿A dónde vas, sin haber preguntado?
¿A quién has dejado?
¿A tu padre, a tu madre anciana,
a una joven muchacha?

En el extranjero la gente es distinta.
¡Es difícil convivir con ellos!
No tendrás con quien hablar,
a nadie con quien llorar.»

Se sienta el cosaco en el otro lado.
Resuena el mar azul.
Pensó que su destino hallaría,
pero encontró la desdicha.

Mientras tanto las grullas vuelan
hacia su casa formando uves.
Llora el cosaco. Los caminos por él recorridos
los cubren los matorrales.
.


Тарас Шевченко. Думка
Traducción de Vadym Ivanchuk (modificada)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s