Carlos Drummond de Andrade

Disolución


.
Oscurece, y no me seduce
tantear siquiera una lámpara.
Ya que le agrada al día acabar,
la noche acepto.

Y con ella acepto que brote
un otro orden de seres
y cosas no figuradas.
Brazos cruzados.

Huero de cuanto amábamos,
más vasto es el cielo. Poblaciones
surgen del vacío.
¿Habito alguna?

Y ni diferencio mi piel
de la confluente oscuridad.
Un fin unánime se concentra
y posa en el aire. Vacilando.

Y aquel agresivo espíritu
que el día carga consigo,
ya no oprime. Así la paz,
destrozada.

¿Va a durar mil años, o
a extinguirse al color del gallo?
Esta rosa es definitiva,
aunque pobre.

Imaginación, falsa demente,
ya te desprecio. Y a ti, palabra.
En el mundo, perenne tránsito,
callamos.

Y sin alma, cuerpo, eres suave.
.


Carlos Drummond de Andrade. Dissolução (Claro enigma. PDF p, 15)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s