Muslipavos con salsa de nueces

Ingredientes para dos raciones

  • dos muslos de pavo
  • dos cebollas pequeñas
  • media cebolla más
  • una zanahoria
  • un puerro pequeño
  • dos dientes de ajo
  • dos ramas de perejil
  • tres bayas de enebro
  • cinco granos de pimienta variada
  • salvia, orégano, romero y tomillo
  • y un clavo
  • medio vaso de vino aromatizado para cocinar
  • medio litro de agua o caldo
  • aceite de oliva
  • seis-ocho nueces

Preparación

Pelar las cebollas pequeñas dejándolas enteras y cortar en trozos medianos la otra media cebolla; pelar la zanahoria y cortarla en cuartos a lo largo y luego en trozos de unos 2 cm; quitarle al puerro la raíz, la parte verde y la capa exterior y cortarlo por la mitad a lo largo y después en trozos de 3 o 4 cm, o viceversa. Ir poniéndolo todo en un plato o fuente.

Quitar la piel a los muslos de pavo. O no, pero mejor sí.
Cubrir el fondo de una olla rápida (o lenta) con aceite, calentarla y dorar los muslos.

A continuación añadir las verduras, más el perejil y el ajo con su piel (aplastado con el pulgar), y rehogarlo todo.

Añadir el vino y dejar que se evapore parcialmente; después agregar el agua, preferiblemente templada, o el caldo, y salar.
En un infusor/esfera para té poner el enebro, la pimienta, las otras hierbas (como media cucharadita de postre, o menos, de cada una y aún menos de salvia) y el clavo, y, bien cerrado, adjuntarlo a la olla.

Subir el fuego y cerrar/tapar la olla (rápida o lenta, pero si es lenta, con más agua). Cocer a fuego lánguido durante una media hora o hasta comprobar que los muslos se han ablandado convenientemente.

Ir descascarillando las nueces. Y, eventualmente, ir friendo o cociendo un par de patatas.

Cuando, efectivamente, los muslos están como deben estar, proceder a las siguientes operaciones:

Extraer los muslos, pasarlos a un plato y ahí deshuesarlos, quitándoles los agujiformes tendones, y después reservar los trozos de carne tapados y al calor.

Sacar las cebollas enteras y la zanahoria y ubicarlas en compañía del pavo.

Rescatar la esferita infusora y dejarla por ahí para limpiar.

Sobre un vaso de batidora colar el líquido de la cocción; si es demasiado (se necesitarán unos 200 mm³) vaciar lo que sobre.

Añadir al vaso una cucharada de cebolla y otra de puerro y desechar el resto.

Agregar las nueces, batir durante unos segundos, y ya está la salsa lista.

Servir en cada plato el equivalente a un muslo, con una cebolla y zanahorias, y salsear. Acompañar con patatas fritas o puré de patata.

¡Niños, a comer!
.

El puré puede prepararse rápidamente del siguiente modo:
Pelar y cortar dos patatas en rodajas finas (½ cm) y cocer con un poquito de sal. Escurrir y pasar a un plato hondo. Machacar bien con un tenedor. Añadir un chorro de aceite de oliva y un polvo de pimienta blanca. Calentar media taza de leche en el microondas e ir añadiendo poco a poco y mezclando hasta obtener la textura necesaria. ¡Qué puré industrial en polvo ni qué gaitas sinfónicas!

.


Marmitón Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s