Álvaro Cunqueiro

Ese que canta


.
Ese que canta muy bajo en la mañana
no soy yo. Las horas se van, se van
como nubes blancas tras los montes oscuros.
Sin música, ni palabras
de mí mismo vacías, y sin luz.

El que a mi lado sueñe, ese que no espere
ni una mirada mía.
Quizá porque prefiero todo
lo que amé otrora, cuando sonreír sabía.
Pasé el tiempo acariciando la piel de mi memoria,
espejos que se encienden,
lámparas y rostros que a tientas reconozco,
tela sombría, y tibia y suave,
lluvia que viene a mis labios desde los días
de amor, abril antiguo, y rosas en el rosal.

El que a mi lado sueñe, ese que no espere
ni una mirada mía,
pues solamente atiendo a mis recuerdos,
por si por la niebla de ellos pasan sus ojos verdes
a los que iban las mariposas del verano
como si fueran prados para sus juegos.
.


Álvaro Cunqueiro. Ese que canta baixiño na mañán
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s