John Thorkild Ellison

La poesía puede dañar su salud


.
El día en que mi médico murió
por fumar, me compré un puro gigante.
Estaba de broma, supongo yo,
y sí que su sepelio fue chocante:

Un enano vestido de colores
cantaba más que el coro parroquial
y, lleno mi corazón de rencores,
salté sobre la pira funeral.

Siempre quise un tostado como este,
y sé que era el deseo de mi yerno.
Grité: «¡Todos tendremos un buen tueste
del fuego incandescente del infierno!»

Que no te desanime tal historia,
es bueno el cigarrillo y el fumar.
¡Inhálalos en tus días de gloria
y bebe vino tinto a reventar!
.


John Thorkild Ellison. Poetry Can Damage Your Health
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s