John Thorkild Ellison

La poesía puede dañar su salud


.
El día en que mi médico murió
por fumar, me compré un puro gigante.
Estaba de broma, supongo yo,
y sí que su sepelio fue chocante:

Un enano vestido de colores
cantaba más que el coro parroquial
y, lleno mi corazón de rencores,
salté sobre la pira funeral.

Siempre quise un tostado como este,
y sé que era el deseo de mi yerno.
Grité: «¡Todos tendremos un buen tueste
del fuego incandescente del infierno!»

Que no te desanime tal historia,
es bueno el cigarrillo y el fumar.
¡Inhálalos en tus días de gloria
y bebe vino tinto a reventar!
.


John Thorkild Ellison. Poetry Can Damage Your Health
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Poetry Can Damage Your Health

The day my doctor died of smoking
I bought myself a fat cigar –
I realised he must be joking,
His funeral was so bizarre:

A dwarf in multi-coloured clothing
Sang louder than the parish choir
And though my heart was full of loathing
I leapt upon the funeral pyre.

I’d often longed for such a roasting
And knew it was my friend’s desire,
I shouted out ‘We’ll all be toasting
In Hell’s incandescent fire! ‘

Don’t be discouraged by this story,
Smoking cigarettes is fine,
Inhale them on your days of glory
And drink your fill of rich, red wine! !


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s