Paulo Henriques Britto

Mosaico


.
Los días amontonándose,
como si rumbo a un sentido,
algo que se asemejase
a una meta, o un destino,

mas formando (sin saberlo
—claro— ¿qué saben los días?)
una estructura en relieve,
casi una marquetería,

con patrón indescifrable
(por no seguir un proyecto),
pero incluso así un refugio,
un remedio contra el miedo

a que no tenga patrón,
ni proyecto, ni destino
el mundo; nada sino
amontonarse los días.
.


Paulo Henriques Britto. Mosaico
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s