Fernando Pessoa

(Álvaro de Campos)

Al final, la mejor manera de viajar es sentir


.
Al final, la mejor manera de viajar es sentir.
Sentirlo todo de todas las maneras.
Sentirlo todo excesivamente,
porque todas las cosas son en verdad excesivas
y toda la realidad es un exceso, una violencia,
una alucinación extraordinariamente nítida
que vivimos todos en común con la furia de las almas,
el centro hacia donde tienden las extrañas fuerzas centrífugas
que son las psiques humanas en su conjunto de sentidos.

Cuanto yo más sienta, cuanto yo más sienta como varias personas,
cuantas más personalidades tenga,
cuanto más intensamente, estridentemente las tenga,
cuanto más simultáneamente sienta con todas ellas,
cuanto más unificadamente diverso, dispersamente atento
esté, sienta, viva, sea,
más poseeré la existencia total del Universo,
más completo seré en el espacio entero afuera,
más análogo seré a Dios, sea él quién fuere,
porque, sea él quién fuere, ciertamente lo es Todo,
y fuera de Él solo hay Él, y Todo para Él es poco.

Cada alma es una escalera hacia Dios,
cada alma es un pasillo-Universo hacia Dios,
cada alma es un río corriendo por las orillas de lo Externo
hacia Dios y en Dios con un lúgubre susurro.

¡Sursum corda! ¡Elevad las almas! ¡Toda la Materia es Espíritu,
porque Materia y Espíritu son apenas nombres confusos
dados a la gran sombra que empapa lo Exterior en sueño
y funde en Noche y Misterio el Universo Excesivo!
¡Sursum corda! En la noche me despierto, el silencio es grande.
Las cosas, de brazos cruzados sobre el pecho, reparan
con una tristeza noble en mis ojos abiertos
que las ven como vagos bultos nocturnos en la noche negra.
¡Sursum corda! Me despierto en la noche y me siento diverso.
Todo el Mundo con su forma visible de costumbre
yace en el fondo de un pozo y hace un ruido confuso.
Lo escucho, y en mi corazón un gran pasmo solloza.

¡Sursum corda! ¡Oh Tierra, jardín colgante, cuna
que mece el Alma dispersa de la humanidad sucesiva!
¡Madre verde y florida, todos los años reciente,
todos los años vernal, estival, otoñal, hiemal,
todos los años celebrando a manos llenas las fiestas de Adonis
en un rito anterior a todas las significaciones,
en un gran culto en tumulto por las montañas y los valles!
¡Gran corazón palpitando en el pecho desnudo de los volcanes,
gran voz despertando en cataratas y mareas,
gran bacante ebria del Movimiento y la Mudanza,
en brote de vegetación y florescencia rompiendo
tu propio cuerpo de tierra y rocas, tu cuerpo sumiso
a tu propia voluntad trastornadora y eterna!
¡Madre cariñosa y unánime de los vientos, los mares, los prados,
vertiginosa madre de los vendavales y ciclones,
madre caprichosa que hace vegetar y secar,
que perturba a las propias estaciones y confunde
en un beso inmaterial los soles y las lluvias y los vientos!

¡Sursum corda! ¡Reparo en ti y todo yo soy un himno!
Todo en mí, como un satélite de tu dinámica íntima,
gira serpenteando hasta quedar como un anillo
neblinoso de sensaciones reminiscentes y vagas
en torno a tu bulto interno túrgido y fervoroso.

¡Ocupa de toda tu fuerza y de todo tu poder caliente
mi corazón a ti abierto!
Como una espada traspasando mi ser erguido y extático,
intersecciona con mi sangre, con mi piel y mis nervios,
tu movimiento continuo, contiguo a ti misma siempre.

Soy un monte confuso de fuerzas llenas de infinito
tendiendo a todas las direcciones hacia todos los puntos del espacio.
La Vida, esa cosa enorme, es lo que sujeta todo y todo une
y hace que todas las fuerzas que rabian dentro de mí
no pasen de mí, no quiebren mi ser, no partan mi cuerpo,
no me proyecten, como una bomba de Espíritu que estalla
en sangre y carne y alma espiritualizados, hacia entre las estrellas,
más allá de los soles de otros sistemas y de los astros remotos.

Todo lo que hay dentro de mí tiende a volver a ser todo.
Todo lo que hay dentro de mí tiende a arrojarme al suelo,
al vasto suelo supremo que no está encima ni debajo
sino bajo las estrellas y los soles, bajo las almas y los cuerpos
por una oblicua posesión de nuestros sentidos intelectuales.

Soy una llama ascendente, pero asciendo hacia abajo y hacia arriba,
asciendo hacia todas partes al mismo tiempo; soy un globo
de llamaradas explosivas buscando a Dios y quemando
la costra de mis sentidos, el muro de mi lógica,
mi inteligencia limitadora y helada.

Soy una gran máquina movida por grandes correas
de las que solo veo el extremo que alcanza mis tambores;
el resto va más allá de los astros, pasa más allá de los soles
y nunca parece llegar al tambor del que parte…

Mi cuerpo es el centro de un volante asombroso e infinito,
siempre en vertiginosa marcha en torno a sí mismo,
cruzándose en todas las direcciones con otros volantes
que se entrepenetran y mezclan; porque esto no está en el espacio,
aunque no sé dónde, espacial de otra manera-Dios.

Dentro de mí están sujetos y atados al suelo
todos los movimientos que componen el Universo,
la furia minuciosa de los átomos,
la furia de todas las llamas, la rabia de todos los vientos,
la espuma furiosa de todos los ríos que se precipitan,
y la lluvia, como piedras lanzadas con catapultas
por enormes ejércitos de enanos escondidos en el cielo.

Soy un formidable dinamismo obligado al equilibrio
de estar dentro de mi cuerpo y no desbordar de mi alma.
Ruge, estalla, vence, quiebra, retumba, sacude,
vibra, tiembla, espuma, vienta, invade, explota.
Piérdete, trasciéndete, circúndate, vívete, rompe y huye.
¡Sé con todo mi cuerpo todo el universo y la vida,
arde con todo mi ser todas las llamas y luces,
rasga con toda mi alma todos los relámpagos y fuegos,
sobrevíveme en mi vida en todas las direcciones!
.


Fernando Pessoa. Afinal, a melhor maneira de viajar é sentir
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s