Anne Archet

Veinticinco gotas opalinas
(Senryūs eróticos)


Cabello mojado
Charcos en el edredón
Domingo lluvioso.

Tres amantes esta noche
Que han venido a sellarme
Herméticamente.

Soñé contigo
No había más que tu boca
Bastante para abrazarme.

Privada de tu piel
De la humedad de tu sexo
Estoy en el exilio.

¿Por qué gritas
«¡Gracias Jacquie y Michel!»
Durante nuestros jugueteos?

Almizcle, ámbar y comino
Un viaje a Oriente
La nariz en tu tanga.

Un dedo y luego dos
Finalmente toda la mano:
Estoy orgullosa de ti.

Él pidió mi mano
en una fiesta del club
de intercambio de parejas.

Consolador en el coño
Plug y mordaza hundida
Cada cosa en su sitio.

Beber ron
Mirando a veinte marinos
Pasar sobre tu cuerpo.

Glacial mañana de invierno
Bajo la sábana microclima
Tropical húmedo.

Te has adormecido
Me deslizo fuera de tu cama
Y voy a la web de citas.

Tras la puerta
Gritos, suspiros, cuchicheos
¿Quién está contigo?

No es culpa mía
Si tu mujer ha visto mis pechos
En tu teléfono.

Ardes de fiebre
Pero se te pone dura igual
Tórrida cabalgada.

Quieres tirarte
A un guapo repartidor de pizza
That’s so seventies.

Me gusta ver a dos chicos
Duchándose juntos
Abrazos viriles.

Quiero que estés
Continuamente entre los labios
Fijación oral.

A ella le gustan demasiado
Estos juegos que de antemano sabe
Que van a acabar mal.

Tengo un jefe de cocina
Que sabe preparar mi carne
Tierna, rellena.

Zip-a-Dee-Doo-Dah
Tararea alegremente
Trabajándome.

Algunos pelos púbicos
En un sobre blanco
Recuerdo tuyo.

Tus golpetazos
Implacables y regulares
Como un metrónomo.

Has gozado muy fuerte
Tu semen moja mi cuello
Y tus lágrimas también.

Si el rabo se te levanta
Aún sigo viviendo
En la misma dirección.


Anne Archet. Vingt-cinq gouttes opalines (archet.net)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Vingt-cinq gouttes opalines
(Senryūs érotiques)

Cheveux détrempés
Des flaques sur l’édredon
Dimanche pluvieux.

Trois amants ce soir
Qui sont venus me sceller
Hermétiquement.

J’ai rêvé à toi
Il n’y avait que ta bouche
Assez pour m’étreindre.

Privée de ta peau
De la moiteur de ton sexe
Je suis en exil.

Pourquoi hurles-tu
« Merci Jacquie et Michel ! »
Pendant nos ébats ?

Musc, ambre et cumin
Un voyage en orient
Le nez dans ton string.

Un doigt et puis deux
Pour finir toute la main :
Je suis fière de toi.

Il a demandé
Ma main lors d’une soirée
Au club échangiste.

Vibro dans la chatte
Plug et bâillon enfoncé
Chaque chose à sa place.

Siroter du rhum
En regardant vingt marins
Passer sur ton corps.

Matin glacial d’hiver
Sous le drap microclimat
Tropical humide.

Tu t’es assoupi
Je me glisse hors de ton lit
Et vais sur Tinder.

Derrière la porte
Cris, soupirs, chuchotements
Qui est avec toi ?

Ce n’est pas ma faute
Si ta femme a vu mes seins
Sur ton téléphone.

Tu brûles de fièvre
Mais tu bandes néanmoins
Chevauchée torride.

Tu veux te taper
Un beau livreur de pizza
That’s so seventies.

J’aime à voir deux mecs
Prendre leur douche ensemble
Étreintes viriles.

Je veux que tu sois
Constamment entre les lèvres
Fixation orale.

Elle aime un peu trop
Ces jeux qu’elle sait d’avance
Qu’ils vont mal finir.

J’ai un maître-queux
Qui sait apprêter ma chair
Attendrie, farcie.

Zip-a-Dee-Doo-Dah
Fredonne-t-il guilleret
En me besognant.

Quelques poils pubiens
Dans une enveloppe blanche
Souvenir de toi.

Tes coups de boutoir
Implacables et réguliers
Comme un métronome.

Tu as joui trop fort
Ton sperme mouille mon cou
Et tes larmes aussi.

Si ta queue se dresse
Reviens j’habite toujours
À la même adresse.

 

Anne Archet

Hay semen en mis bragas


Hay semen en mis bragas
Y sobre mis muslos cuando cruzo
Y descruzo las piernas
Bajo la mesa mientras comemos

Ella me habla con la boca llena
Paredes que hay que repintar
Mientras el semen fluye
Lentamente en el fondo de mis bragas

Un poco de salsa bechamel
En la comisura de su boca
Y yo no puedo pensar
Más que en el semen en mis bragas

No, no he ido aún
A buscar tus cosas a la tintorería
No, no he fregado el bidé
Como había prometido

Estuve en la red toda la mañana
Y salté sobre el primer salido que vino
Es por eso que mis bragas se pringan
Con cada flexión de mi culo

Esta noche las esconderé bajo la cama
Porque un rastro de semen
En una colada lesbiana
Es demasiado largo de explicar

Las lavaré a mano
En el resplandor de la luna opalina
Para que tú nunca puedas oler
Que ha habido semen en mis bragas


Anne Archet. Il y a du sperme dans ma culotte (archet.net)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Il y a du sperme dans ma culotte

Il y a du sperme dans ma culotte
Et sur mes cuisses quand je croise
Et recroise mes jambes
Sous la table à manger

Elle me parle la bouche pleine
Des murs qu’il faut repeindre
Pendant que le sperme coule
Lentement au fond de ma culotte

Un peu de sauce béchamel
Au coin de sa bouche
Et moi je ne peux penser
Qu’au sperme dans ma culotte

Non, je ne suis pas allée
Chercher tes trucs chez le teinturier
Non, je n’ai pas récuré le bidet
Comme je l’avais promis

J’étais sur le web toute la matinée
J’ai sauté sur le premier paf venu
Voilà pourquoi ma culotte s’empoisse
À chaque torsion de mon cul

Je cacherai ce soir ma culotte sous le lit
Parce qu’une trace de sperme
Dans une lessive lesbienne
Est trop longue à expliquer

Je la laverai à la main
Dans la lueur de la lune opaline
Pour que jamais tu ne puisses flairer
Qu’il y a eu du sperme dans ma culotte

Los susurros de las piedras enfangan las autopistas

Canta el grillo,
trina el zorzal; chillan
las veloces sirenas.

Lo que sucede en la aldea
lo sabe toda la aldea;
lo que pasa en el pueblo

medio pueblo lo ignora;
de lo que en la ciudad sucede
la ciudad no sabe nada.

Cada piedra es la misma piedra
—charcos en la autopista—
en que cada pie tropieza.

Grazna el cuervo,
ladra el mastín; rugen
los autobuses urbanos.

Solo la luna conoce
lo que cada puta olvida.
.


ēgm. 2017

Mary Oliver

Octubre


1

Hay esa forma negra, como la entrada de una cueva.
Una avidez brota en su garganta
igual que una flor
respirando lentamente.

¿Qué significa el mundo
para ti si no puedes confiar
en que siga brillando cuando ya

no estés ahí? Y hay
un árbol, caído a lo largo; alguna vez
las abejas volaron a él, como un desfile
de mensajeros, y lo llenaron
de miel.

2

Le dije al herrerillo, cantaba desde el corazón
en el verde fresno:

pequeño fulgor,
pequeño canto,
pequeño pico.

3

La forma se alza de la hierba ondulada. Gruñe
hasta ser vista. No hay medida
para la confianza en el fondo de sus ojos;
y qué decir de
la flexibilidad de sus hombros cuando se gira
y bosteza.
Junto al árbol caído,
algo —una hoja desprendida
de la rama que desciende aleteando— intenta tirar de mí
hacia su trampa de atención.

4

Tira de mí
hacia su trampa de atención.

Y cuando me vuelvo otra vez, el oso ya se ha ido.

5

Mira, ¿no se ha sentido ya mi cuerpo
como el cuerpo de una flor?

6

Mira, voy a amar este mundo
como si fuera la última oportunidad que tuviera
de poder vivir
y conocerlo.

7

A veces, al final del verano, no quiero tocar nada, ni
las flores, ni las moras
que colman los zarzales; no quiero beber
del estanque; no quiero nombrar a los pájaros ni a los árboles;
no quiero ni susurrar mi propio nombre.

Una mañana
el zorro bajó la colina, centelleante y confiado,
sin verme, y pensé:

Así es el mundo.
Y yo no estoy en él.
Es hermoso.


Mary Oliver. October (rabbit-light.tumblr.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

October

1
There’s this shape, black as the entrance to a cave.
A longing wells up in its throat
like a blossom
as it breathes slowly.

What does the world
mean to you if you can’t trust it
to go on shining when you’re

not there? and there’s
a tree, long-fallen; once
the bees flew to it, like a procession
of messengers, and filled it
with honey.

2
I said to the chickadee, singing his heart out in the
green pine tree:

little dazzler
little song,
little mouthful.

3
The shape climbs up out of the curled grass. It
grunts into view. There is no measure
for the confidence at the bottom of its eyes–
there is no telling
the suppleness of its shoulders as it turns
and yawns.
Near the fallen tree
something–a leaf snapped loose
from the branch and fluttering down–tries to pull me
into its trap of attention.

4
It pulls me
into its trap of attention.

And when I turn again, the bear is gone.

5
Look, hasn’t my body already felt
like the body of a flower?

6
Look, I want to love this world
as thought it’s the last chance I’m ever going to get
to be alive
and know it.

7
Sometimes in late summer I won’t touch anything, not
the flowers, not the blackberries
brimming in the thickets; I won’t drink
from the pond; I won’t name the birds or the trees;
I won’t whisper my own name.

One morning
the fox came down the hill, glittering and confident,
and didn’t see me–and I thought:

so this is the world.
I’m not in it.
It is beautiful.

 

Lo que muerdes

no es siempre lo que masticas,
lo que suena
no siempre es lo que se toca,

lo que dices
no siempre es lo que has oído,
lo que rueda
a veces no es lo que gira,

lo que piensas
no siempre es lo que has pensado,
lo que cae
no siempre es lo que rebota,

lo que pides
no siempre es lo que deseas,
lo que rompe
no siempre es lo que se quiebra,

lo que pierdes
no siempre lo necesitas,
lo que parte
no siempre es lo que regresa,

lo que ansías
a veces no te conviene,
lo que hiere
no siempre es lo que más duele,

lo que obtienes
a veces es lo que quieres,
lo que mata
no siempre es lo que disgusta,

lo que niegas
no es siempre lo que consigues,
lo que crece
no siempre es lo que florece,

lo que pides
a veces es lo que logras,
lo que sube
no siempre es lo que desciende,

lo que empujas
no siempre es lo que eyaculas,
lo que baja
a veces sí que remonta,

lo que esperas
no siempre es lo que te espera,
lo que arde
no siempre es lo que más quema,

lo que comes
no siempre es lo que vomitas
—si lo muerdes,
lo chupas y no lo tragas—.

Lo que explota
no siempre es lo que más brilla;
lo que rola
no es siempre una pescadilla
mordiendo su propia cola.
.


ēgm. 2017