Carlos Drummond de Andrade

Amor, señal extraña


.
Amo demasiado, sin saber que estoy amando,
a las chicas de camino de la misa.
Al atardecer.
Ellas tampoco se saben amadas
por el niño de ojos bajos pero atentos.
Miro a una, miro a otra, siento
la señal silenciosa de algo
que no sé definir —más adelante sabré—.
No solo por Hortensia, o Marta
o Delia o Belén o Carmen…
Todas me hieren —dulce—,
pasan sin reparar. El crepúsculo
descompone ya las formas, yo mismo
soy una sombra en la ventana del primer piso.
¿Qué hacer de este sentimiento
que ni puedo llamar sentimiento?
Estoy preparándome para sufrir
como los chicos estudian para médico o abogado.
.


Carlos Drummond de Andrade. Amor, sinal estranho (O estranho sinal: notas sobre o amor na poesia de Carlos Drummond de Andrade. (PDF, p. 49)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s