Guillaume Apollinaire

El puente Mirabeau


.
Bajo el puente Mirabeau fluye el Sena
y nuestros amores.
No es necesario que lo recuerde.
La alegría llegaba siempre tras el dolor.

Llega la noche, suena la hora;
los días se van, yo me quedo.

Mano con mano, sigamos cara a cara
mientras que bajo
el puente de nuestros brazos pasa
de eternas miradas la onda tan cansada.

Llega la noche, suena la hora;
los días se van, yo me quedo.

El amor se va como esta agua corre.
El amor se va
como la vida es pausada
y como es la Esperanza violenta.

Llega la noche, suena la hora;
los días se van, yo me quedo.

Pasan los días y las semanas pasan;
ni el tiempo pasado
ni los amores vuelven.
Bajo el puente Mirabeau fluye el Sena.

Llega la noche, suena la hora;
los días se van, yo me quedo.
.


Guillaume Apollinaire. Le pont Mirabeau
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s