Daphne Gottlieb

Sobre la diferencia entre las chicas muertas y los fantasmas


.
Tanto las chicas muertas como los fantasmas ya saben tu número. Pero una chica muerta no te llamará. Un fantasma no necesita llamar.

El fantasma es la lencería del alma. Puedes ver a través de ella. Se escurre entre tus dedos.

La chica muerta es puñetera. Una chica muerta es real. Pesada. Antes o después, no importa lo fuerte que seas, tus brazos se cansarán y tendrás que dejarla ir. Y la chica muerta dirá: Te lo dije.

Tienes que esforzarte, trabajar muy duro, fregar y rezar y hacer toda clase de cosas para deshacerte de un fantasma (dependiendo, por supuesto, de quién sea y por qué está ahí).

Las chicas muertas te dejan. Te han dejado ya. Las chicas muertas son el pasado. Tuviste tus buenos tiempos. Hace un tiempo. El tiempo de tu vida. En otros tiempos.

Los fantasmas son intemporales. Un fantasma puede estar aquí ahora mismo. Pero para las chicas muertas el reloj biológico siempre está en marcha.

La ciencia puede afirmar y probar que no existe tal cosa como fantasmas. Eso puede ser cierto. Sin embargo, tarde o temprano, la mitad de la población mundial serán chicas muertas. O lo son ya.

La diferencia más importante entre chicas muertas y fantasmas —quizá la única que debes conocer— es esta: Una chica muerta sigue teniendo corazón.
.


Daphne Gottlieb. On the difference between dead girls and ghosts
daphnegottlieb.com
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s