Control de plagio (VII)

61
En sueños
bebo contigo,
en sueños
nunca eres mía;
en sueños
sueñas conmigo,
en sueños
no hay otro día.

62
Y había más pastizales
y más manadas de animales

63
Mañana en ceño,
el día muerde;
de tarde ardiendo:
la noche es mucha.

64
¿A qué dios rezar,
a qué demonio invocar?
¿En qué idioma orar,
en qué lengua blasfemar?
¿A qué chamán oír?
¿A qué dios maldecir?

65
Nidio, croa el cenagal,
y es antigua la bebida:
sabes que te haces banal
en la rima y la medida.

66
Cuando se fue la becaria
puse en su silla un melón
y trasplanté la muscaria
del balcón.

67
Buscar el lado salvaje
te hace sentir más libre
Y las chicas negras van:
du-du, du-du, du-du da-da-du.

68
No me gusta, niña lista,
—porque soy coleccionista—
que falten cromos en tu lista.

69
Nadie me lee,
nadie me escucha;
nadie se cree
que escribo en la ducha.

70
Pero nunca es tarde
mientras el cirio arde.

.
(continuará)

Fuentes


ēgm. 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s