Adiós, reina de las hadas,

Hoje sou verdadeiramente um poeta menor.
Álvaro de Campos

no volveremos a amarnos:
tus alas eran de luna
y mis pasos son de barro.

Dejadme, pues, seguir
con mis banales bromas,
sin pretensión ni sentido,
sin sueño de trascendencia:

cuanto pudiera yo quizá
escribir sobre mí en serio
lo dejó ya escrito antes
algún heterónimo de Pessoa,

algún gran poeta menor
—¡para y por siempre adiós,
oh reina de las hadas!—
en la turbia fiebre de un mal resfriado.

egm.2017


Fernando Pessoa (Álvaro de Campos) Tengo un gran resfriado