Nido en llamas

Noche de luna
azul y alta,
plena de invierno;
fulgente ansia.

Si fuera el mirlo
junto a su almohada
y la infundiera
de oscuras alas.

Noche tendida
sobre la playa;
sueño de arena,
salmo de algas:

Si el mirlo fuera
y la inundara
del denso trino
que a mí me calma.

Noche azulada
de luna en llamas:
¡Si el mirlo armara
nido en sus sábanas!

egm.2018

Kristy Bowen

Extraños animales


En el otoño los animales comienzan a apoderarse de la casa. Ratones debajo de la estufa, ardillas listadas en el sótano. Al llegar a casa, ya de noche, mi padre encuentra una mofeta sentada osadamente en el patio, sobre un agujero que apareció hace solamente unos días. Los ciervos dejan huellas en la escarcha del suelo y permanecen en el patio al amanecer mordisqueando las hojas del árbol caído. Es natural, dice, no hay alguien siempre en casa.

En el hospital mi madre casi ha dejado de ver cosas. Tan solo el ocasional escarabajo que se arrastra sobre las tablas del piso, la ocasional mariposa que revolotea por el techo. La infección abandona su cuerpo lentamente, como un jarabe a través de los sangrientos drenajes intravenosos. Cuando la visito cada domingo, durante toda la noche, la pequeña araña en la esquina de la ducha de mi casa mantiene su promesa de permanecer en su lado del agua mientras las chinches se reúnen en los pliegues de las cortinas.

En la ciudad han talado tres árboles de mi calle, y de repente hay grandes pájaros que nunca había visto antes mendigando migajas en la acera. Las polillas que comieron todo el verano dentro de mi armario han crecido lentamente con el otoño y apenas revolotean esporádicamente en la lámpara de mi escritorio. Mis gatos se vuelven salvajes cada vez que los dejo durante unos días, y cagan en la bañera y vomitan en la cama, dejando grandes mechones de pelo que vagan por el apartamento vacío.

En la rehabilitación, la logopeda le pide a mi madre que nombre diez animales: caballo, perro, cerdo. Las respuestas le llegan lentamente, sus manos colocan bloques multicolores en huecos multicolores. ¿Cómo se llama? ¿Quién es su esposo? ¿Qué día es hoy? Ella le susurra impaciente a la mujer que la estimula: cabra, ratón, zorro.

En el otoño todos estamos conociendo nuevos animales: este pánico que rasca mi puerta como una rata cada semana y no se va, el pinzón atrapado en mi garganta y que me ahoga con sus huesos huecos. Cerdo, león, cocodrilo. Hay un corazón de conejo dentro de mí que corre cada vez que suena el teléfono. ¿Uno más? Unicornio.


Kristy Bowen. Strange animals
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Olvida

a quien de ti siempre se acuerda:

recuerda
que siempre hay quien no perdona;

perdona
a quien a ti jamás te ignora,

ignora
a aquel que nunca te disculpa,

disculpa
a aquel que siempre te reprueba;

comprueba
que en el vacío nada arde,

que tarde
o pronto el hielo allá se extiende;

entiende:
nada hay más frío que el olvido.

Yo olvido
a quien se acuerda de mi vida:

Olvida.

egm.2018

Descultura obrera

Lo primero que aprendes en la escuela,
después de jugar con cubos
y lápices de colores,
es que hay letras,
y que las letras forman sílabas,
la eme con la a, ma,
y las sílabas forman palabras,
ma con ma, mamá,
y las palabras forman frases,
mi mamá me mima,
y las frases forman párrafos,
y los párrafos, capítulos,
y los capítulos, libros,
libros libros y libros,
montones y montones de libracos
que tienes que estudiar
y tienes que aprender,
durante años y años,
para poder ser algo en la vida,
algo en la vida,
así que, cuando ves,
cuando puedes comprender
que no llegarás a nada en la vida,
nada en la vida,
aunque te digan
que los libros son saber,
que son buenos y útiles,
arte, belleza, poesía,
aunque escuches
que los libros son cultura,
tú, lo que piensas es:
puta mierda de libros,
no me han servido de nada en la vida,
de nada en la vida,
que les den mucho por culo a los libros,
y al saber y a la cultura,

y que le vayan dando por culo a la poesía.

egm.2018

Paul Adrian

Petirrojo en vuelo


Imaginemos por un momento que el petirrojo
no es una entidad contenida moviéndose veloz
en el espacio, sino un cambio vivo
deshaciéndose y rehaciéndose una y otra vez
por mera voluntad inconsciente, y que
si pudiéramos detener lo bastante la película
veríamos una esfera de caos que vuela agitando partículas
como fichas de un damero, aire volviéndose pico delante
justo cuando la cola se transforma en aire detrás,
un ser vivo arrojando sus cambios hacia un universo inmóvil.

Esto requeriría alineaciones infinitas, cada molécula
informada del código de sus posibles configuraciones:
la capacidad de una brizna de hierba para convertirse
en la sombra de una manzana que cae por la pura fuerza
instintiva del árbol, cada mota del mundo con el potencial
de convertirse en piedra, aliento de perro, luz desviada
a través del cristal, suciedad bajo las uñas, la curvatura
de la piel empujada por la bala en el instante anterior al impacto,
la idea de un petirrojo en vuelo,
la idea de la idea de un petirrojo en vuelo.


Paul Adrian. Robin In Flight (poetrysociety.org.uk)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Robin In Flight

Let’s imagine for a second that the robin
is not a contained entity moving at speed
through space, but that it is a living change,
unmaking and remaking itself over and over
by sheer unconscious will, and that
if we were to slow down the film enough
we would see a flying ball of chaos,
flicking particles like Othello counters,
air turning to beak in front just as tail transforms to air behind,
a living being flinging its changes at a still universe.

This would require infinite alignments. Each molecule
privy to the code of its possible settings,
the capacity of a blade of grass to become
the shadow of a falling apple by pure force
of the tree’s instinct. Every speck of world with the potential
to become stone, dog’s breath, light twisted through glass,
filth under fingernails, the skin’s bend at the bullet’s
nudge the moment before impact,
the thought of a robin in flight,
the thought of the thought of a robin in flight.

Y

yo soy mucho más indiferente
yo soy mucho más indi
yo soy mucho más
yo soy mucho
yo soy mu
yo soy
yo so
yo
y
yo
yo so
yo soy
yo soy mu
yo soy mucho
yo soy mucho más
yo soy mucho más inco
yo soy mucho más incoherente

egm.2018

La caza de la pantera nebulosa

The hunt is on, and sprung the trap.
Sylvia Plath

Elige el día de caza.
No improvises. Prepárate.
Duerme. Descansa bien.
Revisa tus armas.
Viste la ropa adecuada
y el calzado más suave.
Ve junto al chamán.
Aplícate los ungüentos mágicos
y las pinturas sagradas.
No olvides tus amuletos.
Aguarda la hora.
Invoca a los espíritus propicios.
Y sal a la caza.

Elige la zona;
unas veces un lugar conocido,
otras, un nuevo terreno.
Muévete despacio.
Confúndete con el entorno.
Examina. Rastrea.
Localiza a la presa.
Espera paciente el momento.
Mírala. Obsérvala.
Deja que ella te mire también.
Inmóvil. Mírala.
Y, entonces, ataca.

Lanza tu arma precisa
hacia su equívoca piel moteada.
Herida, huirá.
Síguela. No pierdas su rastro.
Persíguela obstinadamente.
Fatígala.
Arroja de nuevo tu arma,
tu arma más fuerte,
contra su punto más débil.

Respira
y recupérate.
Y, suavemente,
desata tu ataque definitivo.
Rinde su resistencia.
Doblega su ánimo.
Derrótala.
Y cobra tu presa.

Lleva la mano
a tu amuleto sagrado.
Da gracias a los espíritus,
humildemente.
Luego podrás curarla
y cuidarla.
Y ufanarte de tu captura
ante la tribu.

Y si fallas,
si la fiera te esquiva,
nebulosa,
si huye en el laberinto del bosque,
vuelve a intentarlo.

Renueva tus ritos.
Ponte pinturas y ungüentos,
viste las ropas temibles
y no te olvides de tus amuletos
ni de los hondos espíritus.
Escucha al chamán.
Y sal otra vez a la caza.

Vuelve a intentarlo.
Busca tenaz otra presa.
No te lamentes
si una vez no has cazado,
o cinco, o diez;
muchas panteras recorren el bosque,
y quien más caza
es quien más veces lo intenta,
sin darse a vencer.

egm.2018

Sintaxis

A esta hora el verso libre aún tiene
demasiados esclavos,
lo cual no es ninguna paradoja
—la hoja roja no se moja
ni en la primavera los nabos—,

la escritura horizontal
propende a convertirse en vertical:
bucle a bucle,
salto
a salto,

—cuando lo descubres, descubres
que alguien ya lo había descubierto—
la historia se reescribe
cada dos o tres tardes
y el pasado es un borrón ilegible

e ignorable —a esta hora—
que a nadie le interesa comprender,
aunque empero sin embargo,
pese a la inercia adquirida
—sin praxis—

por los vetustos transatlánticos
obstinados en su ruta,
los nuevos tiempos van envejeciendo
—sin brisa pero sin causa—
con progresiva determinación,

otro gin y un chupito,
la música no está mal pero
no me gusta tu gusto poético
—la solución es la disolución—,
a esta hora:

la noche es una vieja puta alcohólica
siempre con ganas de orinar
—está lloviendo ahí fuera—,
como los seres vivos
las palabras se combinan

en parejas y grupos: establecen
relaciones, a veces
precarias, entre ellas
—roneo: tú me miras, yo te leo—,
a esta hora

la gramática es errática, pero
la letra es hache y el número es cero,
de madrugada
—parques lluviosos, ciudad empapada—
y tras las copas,

las manitas y el besuqueo
—el acopio de experiencia es banal—,
aquí estamos: mojados y borrachos,
a esta hora,
y sin taxis.

egm.2018

Viaje al hielo

Aún le quedaba
un poco de razón,
no lo sabía,

pisadas, marcas
en el glaciar del tiempo,
no era él quien,

el cuerpo, cuarzo y sílex,
un rescoldo, la mente,
en la ceniza,

no era él, le arrojaron
bajo el silencio,
un algo de razón,

vacío, blanco helado,
con la palabra
atrofiada en sus dedos,

las huellas, marcas,
duros crampones
sobre el hielo del tiempo,

no sabía, no era,
con la cellisca
encerrada en sus ojos,

bajo el silencio,
con la memoria
aterida en las manos,

cuarzo, sílex, ceniza,
y la distancia
agrietada en su lengua.

egm.2018

Nobuko Katsura

Haikus


Despertar
entre flores de cerezo;
mediodía blanco.

————

Primer día de primavera;
un viento del océano
sin océano a la vista.

————

Gansos salvajes;
entre sus graznidos,
un poco de silencio.

————

Más allá de la oscuridad
en que me desnudo,
un lirio en flor.

————

La incomodidad
de los pechos en mi blusa;
larga temporada de lluvias.

————

En la escalera
mi cuerpo bañado y vaporoso
esta noche de nieve.

————

Navidad;
esta tristeza de ser esposa
¿cuándo la sentí por vez primera?

————

Ramas deshojadas
buscan en el cielo
algo que tocar.


Nobuko Katsura. Some of Nobuko’s haiku (livinghaikuanthology.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Haikus

wake up
in cherry blossom
white midday

the first day in spring –
a wind from the ocean
but no ocean in sight

wild geese –
between their cries, a slice
of silence

beyond the dark
where I disrobe
an iris in bloom

the nuisance
of breasts-
a long rainy season

on the scale
my bathed and steaming body
this night of snow

Christmas –
this sadness of being a wife
when did I first feel it?

Carlos Drummond de Andrade

Vivir


¿Y era solo eso,
era eso, y ya nada?
¿Era solo unos golpes
en la puerta cerrada?

Y que nadie responda,
ningún gesto de abrir:
¿era, sin cerradura,
una llave perdida?

¿Eso, o menos que eso,
una noción de puerta,
el proyecto de abrirla
sin que haya otro lado?

¿El proyecto de escucha
en busca de un sonido?
¿La respuesta que ofrece
el don de su rechazo?

¿Cómo vivir el mundo
con alguna esperanza?
¿Y qué palabra es esa
que la vida no alcanza?


Carlos Drummond de Andrade. Viver (citador.pt)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Viver

Mas era apenas isso,
era isso, mais nada?
Era só a batida
numa porta fechada?

E ninguém respondendo,
nenhum gesto de abrir:
era, sem fechadura,
uma chave perdida?

Isso, ou menos que isso
uma noção de porta,
o projecto de abri-la
sem haver outro lado?

O projecto de escuta
à procura de som?
O responder que oferta
o dom de uma recusa?

Como viver o mundo
em termos de esperança?
E que palavra é essa
que a vida não alcança?


Babette Deutsch

Ley natural


Si se presiona una piedra con el dedo,
como observó sir Isaac Newton,
también el dedo es
presionado por la piedra.
Pero, ¿puede una mujer, presionada
por el dedo del recuerdo,
en la noche profunda, sola,
por su suavidad mover
el aéreo objeto que la presiona
con todo el peso del amor? El tal
sir Isaac no dijo nada al respecto.


Babette Deutsch. Natural Law (poetryfoundation.org)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Natural Law

If you press a stone with your finger,
Sir Isaac Newton observed,
The finger is also
Pressed by the stone.
But can a woman, pressed by memory’s finger,
In the deep night, alone,
Of her softness move
The airy thing
That presses upon her
With the whole weight of love? This
Sir Isaac said nothing of.

Purple Monkey

La sopa de letras de la locura


Mono: ¡Hello, Lobito!

Lobito: ¿Qué pasa, Mono?

Mono: Tengo una pregunta para ti.

Lobito: Suéltala.

Mono: ¿Y si vivimos una existencia cuántica?

Lobito: ¿Cuánto queso what?

Mono: ¿Y si realmente vivimos en el pasado, en el futuro o en algún universo alternativo en un momento dado, y solo regresamos a este mundo, a este presente, cuando somos observados por alguien o cuando prestamos atención y nos observamos a nosotros mismos? Como cuando ves gente soñando despierta, aparentemente perdidos en otro lugar. ¿Qué pasa si están en otro lugar y luego los traes de vuelta a esta existencia de repente? O cuando estás en el trayecto de regreso a casa, en el tráfico de la hora punta, y tú y tu mente estáis en otro lugar y esencialmente tu cuerpo llega a casa como un zombi, sin casi ningún recuerdo de lo que sucedió entre el trabajo y el hogar.

Lobito: ¿Es que no solo han legalizado la maría en California? ¿Te estás fumando trompetas de otra cosa?

Mono: Lo que pasa es: en realidad no hay presente. Cuando tratas de “observarlo”, el presente ya es pasado. ¿Qué sucede si el pasado, el presente y el futuro ya están prefigurados y el presente es como la aguja de un tocadiscos, pero una aguja que podría saltar entre surcos dependiendo de sus “elecciones”?

Lobito: Creo que estás mezclando empanadillas: tiempo no lineal, multiversos, incertidumbre cuántica y predestinación o destino. Necesitas encontrar una metáfora mejor.

Mono: Oh, mierda, no me quedan brownies.

Lobito: Ah, comida. ¿Sabes qué es lo que cura la mala poesía?

Mono: No, ¿qué?

Lobito: El aceite de cannabis. Simplemente frótalo en tu boli y listo: buena poesía.

Mono: ¿Te refieres al pene? ¿Correcto? Los bolis no pueden absorber el aceite de cannabis porque están hechos de plástico. Eso no sería más que un desperdicio de aceite de cannabis.

Lobito: Constantinopla.


Purple Monkey. The alphabet soup of madness (purplemonkeysexgod69.tumblr.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

The alphabet soup of madness

Monkey: Hola Wolfie!

Wolfie: What’s up Monkey?

Monkey: I have a question for you.

Wolfie: Shoot.

Monkey: What if we are living a quantum existence?

Wolfie: Queso que what?

Monkey: What if we are actually living in the past, future, or some alternate universe at any given moment, and are only brought back into this world, this present, when we are observed by someone or when we actually pay attention and observe ourselves? Like when you see people daydreaming; seemingly lost somewhere else. What if they are actually somewhere else and then you jolt them back into this existence by engaging them. Or when you’re on your commute home in rush hour traffic and you and your mind are somewhere else and you essentially just zombie your body back home with hardly any recollection of what happened between work and home.

Wolfie: Didn’t California just legalize pot? Are you smoking banana blunts?

Monkey: The thing is; there really is no present. By the time you try to “observe” the present, it’s already past. What if past, present, and future are already set and the present is just like the needle on a record player? Except that the needle could possibly jump between records depending on your “choices”.

Wolfie: I think you’re mixing up chimichangas: non-linear time, multiverses, quantum uncertainty, and predestination or fate. You need to come up with a better metaphor.

Monkey: Ah crap, I’m all out of brownies.

Wolfie: Ah, edibles. Do you know what cures bad poetry?

Monkey: No, what?

Wolfie: Cannabis oil. You just rub it on your pen and voila, good poetry.

Monkey: You mean penis? Right? Pens can’t absorb the cannabis oil because they’re made out of plastic. That would just be a waste of cannabis oil.

Wolfie: Constantinople.


El cielo disuelto

Un elfo se emborrachaba, el tequila
se transmutó en leche aguada a la sombra
de las rubias palmeras del paseo,

llovió una definición equívoca,
chavales socialmente ansiosos miran
al cenagoso cielo blanquecino,

breves pantalones y camisetas
afiladas, las lombrices de arena
se entrelazan bajo el sol licuefacto,

ponte bragas rojas con corazones
blancos y el sujetador amarillo,
ámame aunque no sepas follarme,

el gnomo le dijo al hada del bosque:
vente conmigo a la luz de los valles,
no —susurró ella—, espero al elfo,

todo relato es una tergiversación
de la realidad, toda realidad
es una refutación del relato,

sin embargo aquella noche llevabas
sujetador granate y tanga negro,
fóllame aunque tu amor sea mentira,

licúa mi universo sin estrellas,
enfréntate a lo extraño aunque vayas
tan lejos que no quieras regresar,

en las islas del bosque nunca nieva,
ni nadie es responsable de su propia
deflación, queda tan solo el contorno

de la difusa sombra que antes eras,
no te amargues con monsergas, no hay juez
ni censor que puedan prohibir la vida,

rosa, fucsia, anaranjado brillaba
el hada en un hueco del olmo seco,
allá, clara la playa en sal y dunas,

en un instante la chispa que aflora,
en un instante, se apaga, un instante
en el que el elfo, borracho, se duerme.

egm.2018

Purple Monkey

Tres sencillos pasos para saber si estás realmente enamorado


1. Mastúrbate. Vigorosamente. Suelta tu carga. Si después aún quieres enviarle a ella, o a él, o a ellos, un mensaje de texto, entonces hay la mitad de posibilidades de que estés realmente enamorado. Si solo te apetece echarte una siesta, entonces no hay ninguna posibilidad de que lo estés.

2. ¿Provoca que quieras matarla o matarlo? Podría ser amor o podría ser odio, más bien depende de las circunstancias. Así que no hagas nada ilícito. A no ser que se trate de drogas; entonces no pasa nada si te comes lo que queda de la tarta de cumpleaños.

3. Cuando tienes hambre, ¿piensas en esa persona y eso hace que el hambre desaparezca? ¿No? Entonces deberías quedar con un bocadillo, preferiblemente de ternera asada.

4. Tu primer error fue leer el título. El tercero, leer el resto.

5. Mamón.


Purple Monkey. 3 Easy Steps To Find Out If You’re Truly In Love (purplemonkeysexgod69.tumblr.com)

Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

3 Easy Steps To Find Out If You’re Truly In Love

1. masturbate, vigorously. blow your load. if you still want to text him/her/them after, then there’s a 50/50 chance you’re truly in love. if you just want to take a nap, then there is 0% chance that you’re truly in love.

2. do they make you want to kill them? it could be love, it could be hate, it really depends on the circumstances. just don’t do anything illegal. unless it’s drugs, then it’s okay if you eat the leftover birthday cake.

3. when you’re hungry do you think about this person and it makes the hunger go away? no? then you should date a sandwich, preferably pastrami.

4. your first mistake was reading the title. your third mistake was reading the rest of it.

5. suckers