Fábula fabulita

A un cazador que dormía la siesta siestita
después de comerse una liebre liebrita
fue y le picó un mosco mosquito,
aunque solo un poco poquito,
por lo que oyó ladrar al perro perrito
y cogió su escopeta escopita
y salió y mató al lobo lobito
que había matado al perro perrito
que había mordido al gato gatito
que había pillado al ratón ratoncito
que había cazado a la araña arañita
que había atrapado al mosco mosquito
que había picado al cazador cazadito
que estaba durmiendo la siesta siestita
después de comerse una liebre liebrita
y no hubiera cogido su escopeta escopita
y no hubiera salido de caza cacita
si no le hubiera picado el mosco mosquito,
aunque solo un poco poquito,
y no le hubiera despertado despiertito
de su tranquilo sueño sueñito.

Moraleja: Aunque seas un lobo lobito
bien te pudiera matar un mosco mosquito
sin picarte ni un poco poquito
en tu sucio hocico hociquito.

egm.2018