Subártica

El viento a veces va
algo más lejos,
sobre la extensa tundra

descarnada,
donde los lobos
se quedan atrás

y solo los ingenuos sobreviven,
preguntándose
tan solo después si,

de darse
la circunstancia idónea,
allí donde los simples sobreviven,

—allá, más lejos—
hubiera sabido enfrentarse
al pánico.

El viento a veces va
detrás del pánico.

egm.2018