Subártica

El viento a veces va
algo más lejos,
sobre la extensa tundra

descarnada,
donde los lobos
se quedan atrás

y solo los ingenuos sobreviven,
preguntándose
tan solo después si,

de darse
la circunstancia idónea,
allí donde los simples sobreviven,

—allá, más lejos—
hubiera sabido enfrentarse
al pánico.

El viento a veces va
detrás del pánico.

.


ēgm. 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s