Melena

Nunca pierdas la oportunidad
de decir algo estúpido.

Igor Terentiev

A las dos y cuarto
el cometa ayer pasaba
arrastrando su fina
y larga cola dorada

sobre el mar inerte
y las algosas playas,
mientras el horizonte
se removía en agua,

mientras yo seguía
la tierra media en mapas,
y de dadá la augusta
estupidez flemática;

a las 14:15
el cometa ayer cruzaba
dejando atrás su fina
y rubia melena lacia.

Supongo que era sábado
y yo fluía, aboyaba,
en la exangüe dejadez
de otra necia resaca.

egm.2018


Ignacio Vidal-Folch. No perder la opción de decir algo estúpido (El País, Babelia, 4.Jun.18)