Sylvia Plath

Amapolas de julio


Pequeñas amapolas, pequeñas llamas del infierno,
¿no hacéis daño?

Centelleáis. Y yo no puedo tocaros.
He puesto mis manos en las llamas. No queman

pero me agota veros centelleando así,
rojizas y arrugadas, como la piel de unos labios.

Unos labios ensangrentados.
¡Pequeñas faldas sangrientas!

Hay vapores que yo no puedo tocar.
¿Dónde está vuestro opio, vuestras inmundas cápsulas?

¡Si pudiera sangrar, o dormir!
¡Si mis labios pudieran desposar un dolor como ese!

O si vuestros néctares se filtraran en mí,
a esta cápsula de cristal, embotando y calmando.

Pero sin color. Sin color.


Sylvia Plath. Poppies in July (genius.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Poppies in July

Little poppies, little hell flames,
Do you do no harm?

You flicker. I cannot touch you.
I put my hands among the flames. Nothing burns.

And it exhausts me to watch you
Flickering like that, wrinkly and clear red, like the skin of a mouth.

A mouth just bloodied.
Little bloody skirts!

There are fumes that I cannot touch.
Where are your opiates, your nauseous capsules?

If I could bleed, or sleep!
If my mouth could marry a hurt like that!

Or your liquors seep to me, in this glass capsule,
Dulling and stilling.

But colorless. Colorless.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s