Oliver Baez Bendorf

Hoja perenne


.
¿Qué sigue creciendo en invierno?
Uñas de brujas y damas,
musgo verde en las rocas del río,
iluminado por secretos… me he permitido
pasar cerca del río pero no
del ferrocarril: este es mi trato.
Hierve agua en un puchero en el bosque
y puedo oír como crece el estruendo
del tren, pero tampoco puedo, ¿sabes?
Luego estoy afeitándome ante un
espejo irrompible mientras una enfermera
mira por encima de mi hombro.
Mierda. ¿Qué sigue creciendo en invierno?
Lynda me trajo albahaca que aplasté
entre el índice y el pulgar solo para
oler el interior de alguna cosa. Así que
voy al río pero no a la vía del
ferrocarril, creo que viviré un año más.
La roca del río empuja mis hombros
como una amante que sabe que no quiero
el poder. Libero cada músculo contra
la roca y le doy todo mi calor.
                                   La nieve se sacude
sobre mi pecho tan rápido como un salero.
Ramas encima de mí llenas de látigos de agujas
de pino: cuando la roca del río ha terminado
conmigo, yo podría ser el bosque de hoja perenne.
La seguridad es una roca que arrojo al río.
Mi cuerpo está listo. Ni siquiera pienso que
ningún tren pase por esta ciudad nunca más.
.


Oliver Baez Bendorf. Evergreen
oliverbendorf.org
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s