En el mercadillo del miércoles

un mendigo sentado sobre el suelo
entre la gente que pasa, ignorándolo,
agita el desagradable muñón
de su antebrazo derecho y, al tiempo,
tiende su única mano buscando
alguna autocomplacida limosna.

Delante, a pocos metros, una niña
pequeña, en su pequeño vestidito,
—mientras, ajena, su madre revuelve
la ropa de un puesto— mira turbada
el muñón que se encabrita, a su altura,
con un rictus angustiado en la boca.

La madre, absorta en su limbo, no sabe
qué ocurre detrás de ella. La niña…
la niña pronto tendrá inquietos sueños
de serpenteantes monstruos sin ojos.
El mendigo amputado, por su parte,
es solo un profesional de la angustia.

.


ēgm. 2018

Wyn Cooper

El caos es la nueva calma


.
El caos es la nueva calma,
la violencia sosiega el alma
igual que un bálsamo labial
con el que un beso es inusual.

La izquierda es la nueva derecha,
mientras yo aquí sigo en la brecha,
presto a luchar con un hermano
que tan solo tiene una mano.

El infecto abrigo me abriga
hasta que alguien venga y me diga
que me lleva lejos, dolido,
de lo que hoy ha sucedido.

No me dejes con esta tristeza,
y si me dejas, deja cerveza.
.


Wyn Cooper. Chaos is the new calm
www.wyncooper.com
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Chaos Is the New Calm

Chaos is the new calm
violence the new balm
to be spread on lips
unused to a kiss.

Left is the new right
as I brace for a fight
with a man who stands
on his remaining hand.

Fetid harbor harbor me
until someone is free
to drive me away
from what happened today.

Don’t strand me standing here.
If you leave, leave beer.