Seth Godin

La resistencia: Tu cerebro de lagarto


.
El cerebro de lagarto está hambriento, asustado, enojado y cachondo.

El cerebro de lagarto solo quiere comer y estar a salvo.

El cerebro de lagarto luchará (hasta la muerte) si es necesario, pero preferiría huir. Le gusta la venganza y no tiene problema en enojarse.

Al cerebro de lagarto le importa lo que piensen los demás, porque el estatus en la tribu es esencial para su supervivencia.

Una ardilla corre en busca de nueces, se esconde de los zorros, escucha a los depredadores y busca a otras ardillas. La ardilla hace esto porque eso es todo lo que puede hacer. Todo lo que la ardilla tiene es un cerebro de lagarto.

La única respuesta correcta a «¿Por qué el pollo cruzó la carretera?» es «Porque su cerebro de lagarto se lo dijo». Los animales salvajes son salvajes porque el único cerebro que poseen es un cerebro de lagarto.

El cerebro de lagarto no es simplemente un concepto. Es real, y está viviendo en lo alto de tu columna vertebral, luchando por tu supervivencia. Pero, por supuesto, la supervivencia y el éxito no son lo mismo.

El cerebro de lagarto es la razón por la que tienes miedo, la razón por la que no haces todo el arte que podrías hacer, la razón por la que no te implicas cuando puedes. El cerebro de lagarto es la fuente de la resistencia.
.


Seth Godin. Linchpin: Are You Indispensable? / The Resistance: Your Lizard Brain
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s