Chillidos


Algo gritan, en lo alto,
que tú no escuchas, absorta.
Á. González, Son las gaviotas, amor

 

1. Una gaviota

me llama, dice:
Ve junto a ella;
sabes bien donde,
junto a la arena.

Le digo: Sigue
vuelo, agorera;
vete a graznar
a las bateas,

que aquí la roca
es dura y seca
y las borrascas
poco golpean.
 

2. Noche

1
Gritos, ladridos
en la noche encerrada:
vuelan gaviotas.

2
Como ladridos
en la noche emperrada:
gritan gaviotas.

3
Largos ladridos
en la noche enterrada:
perras gaviotas.
 

3. Chillido

A dónde vas, gaviota,
chillando en esta noche
ardiente; ella

duerme ahora su sueño
sin desmemoria
y yo estoy demasiado

borracho para
ni recordar sus ojos.
Ni recordar sus ojos.
 

4. Llamas

Gaviota remota
—violento viento—,
tu llama me llama.

egm.2019


Nuevo poema en Mohos vahos (Luz de invierno), fusión de tres poemas escritos en 2016, 2017 y 2020 escrito en 2017
Ir al Índice de Mohos vahos (2010-2021)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s