Romance del Infante Henryques


Yo no digo esta canción
sino a quien conmigo va.
Romance del conde Arnaldos

 

¡Quién hallara tal ventura
en las orillas del Sar
cual halló el Infante Henryques
una mañana sin par!

Yendo a recoger castañas
para asarlas en su lar
vio llegar una morena
que el río quiere pasar.

Las faldas trae de seda,
de azabache su collar;
sus labios, moras de zarza,
los ojos, algas del mar.

Mientras sonríe encantada
cantando viene un cantar
que la lluvia pone en calma,
al viento lo hace amainar;

a las aves de los cielos
las hace a tierra posar
y a los peces de lo hondo
los hace arriba asomar…

Allí habló el Infante Henryques,
el de ventura sin par:
«¡Por mi vida, moreniña,
canta otra vez tu cantar!»

Le respondió la rapaza,
tal respuesta le fue a dar:
«¡Solo canto mi cantiga
a quien me sabe besar!»

egm.2019


Nuevo poema en Mohos vahos (Luz de invierno) escrito en 2009
Ir al Índice de Mohos vahos (2010-2021)