Obra


Miró el escultor su hazaña
y exclamó con grave acento:
«¡Esto no lo iguala el viento
ni la lluvia que se ensaña
con la peña en la montaña;
pues para ser realistas
sobran torpes formalistas
que no encorvan hierro brusco
ni atormentan al pedrusco,
y se tienen por artistas!».

egm.2020