¡Al diablo!


I need some lovin’
Like an inmate needs a dime
I need some lovin’
Like a poet needs a rhyme
J. N. Osterberg


Tajante, Homero, le dijo:
«De todo cuanto había que escribir
ya se escribió antes de mí».
«Pero puede contarse de otros modos»
objetó Shakespeare,
que de eso algo entendía.

Dante se medio-sonreía
mientras Eliot arqueaba una ceja
y Lorca se miraba
en el oscuro filo del día.

Fernando Esquío en el lago
a las aves, amigo, a las aves cantaba.

Él leía en diferentes idiomas,
traducía, buscaba
como un ciego en una chamarilería,
digería —devoraba—,
y escribía,
igual que todo aquel que lee versos
intenta escribir poesía.

Pero Meogo bebía
en la fontana fría.

Ofuscado y confundido rodaba
del pentasílabo al octosílabo
y al endecasílabo, como quien
se folla a tres putas en una noche
y va emborrachándose todavía
—pelele del tiempo—,

sin lograr más que algunos versos áridos
en farragosas estrofas,
él, mal charcutero,
que embutir pretendía
el flácido vacío de su vida
con algo tan etéreo como la poesía.

Anes Solaz —lelia doura— callaba.
¡Que el diablo se lleve
a quien no sabe ed oi lelia doura!

egm.2020

José Peixoto & Sofia Vitória. Vaiamos, irmana (Fernando Esquío)
Grupo de Música Antiga Meendinho. Levóus’ a louçana (Pero Meogo)
José Mário Branco. Lelia doura (Anes Solaz)
Iggy Pop. Isolation