Manuel Resende

Safo


La muerte es mala. Así creen los dioses.
Si no, ellos también morirían.

Safo, mi amor, te salvó
que en tu tiempo no había fotografía;
nos ahorraste el doble mentón, las gafas,
las arrugas, las verrugas en la frente
y, como la escritura era rara y cara,
también nos ahorraste un relato lato
del reumatismo, de la artrosis
y de otras minucias del cuerpo declinante.


Manuel Resende. Safo
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Safo

Safo, meu amor, safou-te
No teu tempo não haber fotografia,
Poupaste-nos o duplo queixo, os óculos,
As rugas, as verrugas no medio da testa
E, como a escrita era rara e cara,
Também nos poupaste um relato lato
Do reumatismo, da artrose,
E doutras minúcias do corpo declinante.