Chris Rea

El camino al infierno



Parado en una carretera
vi a una mujer
junto al camino
con una cara que reconocí como la mía
reflejada en el cristal.
Entonces ella se acercó a mi ventanilla
y se inclinó muy lentamente.
Una presión aterradora me paralizó en la sombra.
Ella habló: «¿Qué haces aquí, hijo?
Mi temor por ti me ha removido en mi tumba».
Le dije: «Mamá, vengo al valle de los ricos,
a venderme a mí mismo».
Ella añadió: «Hijo, este es el camino al infierno.
En tu viaje a través del páramo,
desde el desierto a la fuente,
te has desviado por la autopista del infierno».

Así que estoy en pie junto al río,
pero el agua no fluye,
hierve con todo el veneno que se te ocurra pensar.
Y estoy debajo de una farola,
pero sé que la luz de la alegría se ha espantado,
más allá de lo creíble, bajo las sombras
y el perverso miedo a la violencia
ahoga la sonrisa en cada rostro,
y el sentido común está tocando el timbre.
Esto no es un colapso tecnológico,
no, este es el camino al infierno.

Y todos los caminos se atascan con el crédito
y tú no puedes hacer nada.
Solo hay trozos de papel volando lejos de ti.
Oh, mira el mundo, mira bien
lo que se aproxima.
Debes aprender pronto la lección y aprenderla bien.
Esta no es una rápida autovía ascendente,
no, este es el camino,
dijo que este es el camino,
este es el camino al infierno.


Chris Rea. The Road To Hell