Es basura reciclada


es el cónclave de las manzanas en el hórreo
es el bailar del mar con el cantar del viento
es el pulso de la niebla en los bajíos

es un intervalo entre el ocaso y el otoño
es la transustanciación del sol en móvil sombra
es el deseo que la cereza siente por el mirlo

es el gorrión que engulle las auroras
es la inercia del bosque retrocediendo hacia el océano
es el oxalis enamorado de la ortiga

es el perro que gruñe a las arañas del garaje
es el birlibirloque del conejo y la sintaxis
es la postrada perplejidad de las mañanas

es basura reciclada

es la pisada del hada sumiéndose en el lodo
es la angustia oculta por las máscaras sardónicas
es el conocimiento sin nubes ni cometas

es un pájaro de vaho posado en la banquisa
es la cárcava de escarcha de dióxido de carbono
es una avispa zumbando en la central eléctrica

es la melodiosa balada del cabrón encabronado
es una brusca y ondulante melodía
es el robo ignominioso de imágenes ajenas

es la inutilidad y utilidad de lo útil e inútil
es la pedante ampulosidad y la frase fofa
es una necesidad necesariamente innecesaria

es basura reciclada

es la aguja de salitre en los rascacielos
es la inquietud de los minutos sumergidos
es la arena que desciende en el reloj atómico

es la clepsidra a las nunca menos siempre
es la madreselva en el cúmulo de la escoria del tiempo
es el tiempo decelerando en la losa del dolmen

es la distancia más profunda entre dos puntos
es el punto a punto de caer sobre la i
es la broza y el polvo sobre el futuro devaluado

es la puerta automática del infinito
es la erección del menhir en la lingüística
es un sabido acertijo de física metacuántica

es basura reciclada

es la inconsistencia del cuerpo en los espacios
es la sublimación de la carne en las cloacas del ser
es el dado de los dioses rodando en la materia oscura

es el diluvio después del apocalipsis
es la irrefutable cristalización de lo etéreo
es el dolor del hacha y la piedad de la cuchilla

es la atrición de las mariposas en los túmulos
es el ebrio sarcasmo del enterrador en el bautizo
es el perdón de todas las virtudes

es la letanía del clérigo desengañado
es el aleteo del ángel entre las líneas convexas
es el rosario de las cuentas embrolladas

es basura reciclada

es la dispersión de la exobiología
es la bestia estigmatizada en los suburbios
es la brumosa calma en la tarde de verano

es el silencio en la noche de ventisca
es una duna en cuarto recreciente
es un capuz para la lluvia y también para el rayo

es el hilo cortado en el centro del laberinto
es el mapa de los espejismos del mundo
es la tiniebla que persiste al final del túnel

es el miedo a los astros en la humedad de la caverna
es el verbo que se desliza hacia el delirio
es el primitivo balbuceo en la sabana

es basura reciclada

es la penumbra a través de la luz
es la evanescencia del yo en los calendarios
es el vaivén de desechos y cadáveres en la rompiente

es el perenne romance en los arrecifes
es la golondrina perdida en los pasillos del aire
es la flecha defraudada que regresa a su carcaj

es el lado incandescente del espejo
es la muda respuesta del reflejo en el escaparate
es el dracma que el viejo loco enterró bajo un roble

es la falsa moneda acuñada por el emperador
es la hoja suelta recogida del suelo
es una artera anciana pálida y escuálida

es basura reciclada

es el vino nuevo en el agua tempestuosa
es la gangrena donde el espíritu pincha en hueso
es un irisado ectoplasma fulgurante

es la mentira insigne tras la verdad innoble
es el recuerdo inventado y el sentimiento fingido
es la ruptura radical de las raíces irrompibles

es el extremo del término del límite del borde
es un peñascal de excéntricas astucias
es el chillido cínico de las gaviotas del vertedero

es el batir de alas en una jaula abierta
es la rima en clima y el ripio en participio
es el aguardiente espeso en las tabernas cerradas

es basura reciclada

es un reguero de orina evaporándose
es la última gota que se hiela en el alero
es la llama efímera y la ceniza eterna

es el dragón que devora al fénix incendiado
es la revelación de los secretos infantiles
es el rumor de la nieve en torno a los alerces

es la idea contrahecha en la habitación destruida
es la nostalgia sin ausencia ni pertenencia
es la descomposición de las rosas en las ciénagas

es la prosodia de las algas en la bajamar dormida
es el vago planisferio de un planeta abstracto
es la directa hondada seca y bárbara

es basura reciclada

es un limpiaparabrisas retrasado
es el fluido flujo de las cifras y los códigos
es el sordo estruendo ardiendo en el neocórtex

es la herramienta calibrada de la insensatez
es la intoxicación del enriquecimiento paulatino
es la furia magnífica del solsticio depilado

es la muerte tocando los sintetizadores
es la música que solo escuchan los videntes
es la circunvolución de los circuitos concéntricos

es una rata en un bidón de gasoil
es la encrespada estridencia de los adjetivos
es el fragor fluorescente de la maquinaria

es basura reciclada

es la bilis desbocada del unicornio descornado
es el relámpago de serotonina en el perineo
es un campo de amapolas tras la tormenta

es una corazonada insubsistente
es el severo amargor del amor sincero
es la reverberación de los besos indeseados

es la muchachita en el baile del higo chumbo
es una niña vendiendo flores en el burdel
es un pene pintarrajeado en tu pared

es el brote de la sífilis y la floración de la clamidia
es un gemido obsesivo como un latido
es el condón anudado y lanzado entre las zarzas

es basura reciclada

es la contorsión discordante de la lengua
es la macla polisintética del mineral articulado
es la coma ahogada en el lago de los subjuntivos

es un sudario de monsergas y estertores
es el fraude en los juegos florales intercósmicos
es la colusión siniestra del sujeto y el objeto

es el armamento extenuado en el zulo de la retórica
es el tono mediocre del imitador apático
es el recalcitrante abuso del analfabetismo

es el vertiginoso tobogán de los sintagmas
es la berrea impresa y la ñoñez en las pantallas
es el remedio para la herida de la daga más terrible

es basura reciclada

es la ausencia de eternidad en el vacío
es la contraforma del nervio en la palabra
es el eco de la lágrima en los techos del aeropuerto

es un sauce lluvioso en la ciudad inundada
es la savia y es el semen y es la sangre
es una podrida puta perversa y siempre hermosa

es la lumia abrazada a la eufonía
es el hablar de lo que es y de lo que no habla
es el no es

es una vacua y pretenciosa afición
es una adición y una manía
la poesía

egm.2020



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s