Luís Miguel Nava

El tímpano y la pupila


En un plato el mar, en el otro un río, ahora
que el tiempo se deshuesa,
que las piedras
que piso se me entierran en la memoria y los caminos
se me afilan en el alma como cuchillas, el pan
mojado en las heridas,
el pan
él mismo ya también una herida, ahora
que el tiempo, que ya tanto
ha sido comparado a un río, más
no es que una leve exudación en las paredes,
en las manos, ahora
que el cielo se encrespa y que pedazos
del mundo arrojados
con toda la fuerza a los ojos revolotean
en las tinieblas antes de extinguirse,
más menudo que la nieve
camino, el alma abierta como una herida,
a lo largo de la memoria, donde se funden
el tímpano y la pupila.


Luís Miguel Nava. O tímpano e a pupila (escritas.org)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

O tímpano e a pupila

Num dos pratos o mar, no outro um rio, agora
que o tempo se desossa,
que as pedras
que piso se me enterram na memória e os caminhos
se me aguçam na alma como lâminas, o pão
molhado nas feridas,
o pão
ele próprio já também uma ferida, agora
que o tempo, que já tanto
compararam a um rio, mais
não é do que uma leve exsudação nos muros,
nas mãos, agora
que o céu se encrespa e que pedaços
de mundo arremessados
com toda a força aos olhos revolteiam
na treva antes de se extinguirem,
mais magro do que a neve
caminho, a alma aberta como uma ferida,
ao longo da memória, onde se fundem
o tímpano e a pupila.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s