Apoteosis de la neurosis


Nessuno lacrime versò
per Ringo.
Adriano Celentano


Eh, Ringo,
has salvado otro domingo,
acunándote en la hamaca,
sin calimas ni resaca,
ni alcohólica o sexual
ni tal  vez sentimental.

Eh, Ringo,
todo el aire es un respingo
y el vislumbre de la calle
te remonta un algo al valle
de la muerte en el verano,
y no rula ni un paisano.

Eh, Ringo,
cuanto más pingo, más chingo,
dijo una vez la poeta
de la lúcida bragueta;
así que aplícate el verso
y declina el universo.

Eh, Ringo:
vas más neura que un vikingo.

Eh, Ringo.

 

egm.2020


Adriano Celentano. Ringo