El agua oscura


Por el río oscuro,
sobre el agua gris,
las hojas perdidas
vagan sin un fin

mientras en la orilla
chilla algún gorrión
y entre los zarzales
calla el ruiseñor,

y si no supiera
lo que ya olvidé
quizá aún yo esperara
lo que no ha de ser;

pero los gorriones
gritan sin canción
mientras se acurruca
—mudo— el ruiseñor

y las hojas muertas
fluyen en sinfín,
sobre el agua oscura,
por el río gris.

… Si yo no supiera
lo que ya olvidé.

egm.2020