La ceniza del sábado


 
1

Interceptado por la gravedad
de una galaxia excéntrica
caíste en el más grave de los vórtices
de este continuo espacio-temporal.

 
2

El nombre hace al hombre;
cuando cambia el nombre
cambia también el hombre.

 
3

Navegamos lo exterior, lo interior,
pero todos
los universos estaban vacíos.

 
4

Fatua y perseverante
una ridícula nave se posa
sobre un yermo planeta sin atmósfera.

 
5

El tiempo, anfractuoso, observa
con sorna desde sus múltiples tronos:
_
las máscaras pasan bailando
en el tedioso desfile sin público.

 
6

De una manera o un modo o otro
—es cierto, ante o va u
todo lo que sube o baja
ha de seguir bajando o subiendo.

 
7

Ausencia y exceso de información
se contrapesan y anulan;
cuanto sabemos es cuanto ignoramos.

 
8

Resiste un poco más con tu disfraz:
nunca lo pasas mejor
que cuando lo estás pasando tan mal.

 
9

Una rubia vestida de negro
y un negro vestido de rubia;
quizá bajo las máscaras hay alguien.

 
10

No hubo hoguera ni sepelio en la playa
—sería el sábado—
ni el mar se llevó las cenizas…
_
Ni carnaval, ni sexo, ni alcohol.

 
11

Ves diferentes caras
en cada espejo en que te miras,
y ninguna de ellas es la tuya.

 
12

¿Puede un alienígena en la Tierra
disfrazarse de sombra de humano?

 
13

Y la cuaresma es un abismo astral
de gravedad megadimensional.

egm.2021ē


Sábado de Ceniza