Wallace Stevens

Los poemas de nuestro clima



I

Agua clara en un cuenco brillante,
claveles rosados y blancos. La luz
de la habitación más como un aire níveo,
reflejando la nieve. Una nieve recién caída
al final del invierno, cuando vuelven las tardes.
Claveles rosados y blancos; uno desea
mucho más que eso. El día mismo
se simplifica: un cuenco de blanca,
fría, una fría porcelana, baja y redonda,
con nada más que los claveles en él.

 
II

Se diría incluso que esta absoluta sencillez
le despoja a uno de todos sus tormentos, oculta
un malvadamente confeccionado yo vital
y lo renueva en un mundo de blanca,
un mundo de agua clara, brillante en el borde,
y aún así uno querría más, uno necesitaría más,
más que un mundo de aromas blancos y nevados.

 
III

Permanecería allí la siempre inquieta mente,
de modo que uno quisiera huir, regresar
a lo que había estado tanto tiempo compuesto.
Lo imperfecto es nuestro paraíso.
Nótese que, en esta amargura, deleite,
pues lo imperfecto está tan vivo en nosotros,
yace en palabras defectuosas y sonidos obstinados.
 


Wallace Stevens. The Poems of Our Climate (thepoemoftheweek.blogspot.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

The Poems of Our Climate

I
Clear water in a brilliant bowl,
Pink and white carnations. The light
In the room more like a snowy air,
Reflecting snow. A newly-fallen snow
At the end of winter when afternoons return.
Pink and white carnations — one desires
So much more than that. The day itself
Is simplified: a bowl of white,
Cold, a cold porcelain, low and round,
With nothing more than the carnations there.

II
Say even that this complete simplicity
Stripped one of all one’s torments, concealed
The evilly compounded, vital I
And made it fresh in a world of white,
A world of clear water, brilliant-edged,
Still one would want more, one would need more,
More than a world of white and snowy scents.

III
There would still remain the never-resting mind,
So that one would want to escape, come back
To what had been so long composed.
The imperfect is our paradise.
Note that, in this bitterness, delight,
Since the imperfect is so hot in us,
Lies in flawed words and stubborn sounds.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s