Aires orillas guijarros /2

8

Como un asceta beodo
sigues clamando la causa del todo
y que démones de olvidados evos
traigan algo de integración,

un mito, un dogma, una teoría,
es casi irónico, ciencia y magia
conducen a este mismo abismo,
y tú sigues regando un rosal seco,

los cambios de paradigma forzados
por las crisis biológicas, sociales
y psicológicas de 2020
son otro tipo de causalidad,

y recuerda que si no lo recuerdas
será algo que jamás sucedió.


9

Que no te asombren estos historiógrafos
que cuentan la historia al revés,
haciendo de la causa efecto
y del efecto, revés,

después de todo, ya ves,
no sabes cómo te has vuelto tan cínico,
ni cómo has podido alcanzar
la edad que no aparentas tener,

tal vez, ya ves, todo va de través
y, sin desconfiar de nadie,
de nadie te debes fiar, y pues,
como dijo la puta en su chaise longue,

llegados al fin de la historia,
que no te cuelen la historia al través.


10

Inhala en mayo, exhala en abril,
este mes tan vil,
sobrevive al futuro y sus barrancos,
titánicas fuerzas tectónicas

poderosamente te atraen
hacia la infinitud del pasado,
densa la muerte, diluida la vida,
esto es cierto ahora, o casi,

todas las creencias y religiones
conducen a un mismo abismo de autismo,
pero aunque sea tan tarde aquí
es temprano en algún lugar del mundo,

así pues, corazón, dona tu alma
a la ciencia y tu polvo al infinito.


11

Obvio, al frente, el mar
de sal, tempestades y naufragios,
bikinis y el romance adolescente,
con su monótono rumor,

detrás, oculto, el mirlo
que trina con vehemencia entre los pinos,
ávido de una nueva cópula,
el salmo inmenso de su sed,

en medio de ambos, tú,
quedo y mudo sobre la roca,
espiando el horizonte neblinoso,
entre la playa y el pinar,

cansado de escuchar durante siglos
la misma cosmogónica canción.


12

En el ahora eres otro,
un algo indefinido que cambia
de estructura, ahora,
en el desplazamiento al rojo,

bajo la arrugada costra se ocultan
los gestos desorientados,
una válvula mal cicatrizada,
propósitos de nueva efervescencia,

y ahora es tarde o temprano,
según cómo te guste ver las cosas,
o no otro sino el mismo
oyendo la canción que canta otro,

o ahora es demasiado ahora
y pronto no serás más que algo menos.


13

En el club de los poetas no-muertos
la bebida es gratis hasta
que te caigas del taburete al suelo
y lamas tus propios vómitos,

en el club de los poetas-espectros
puedes ver cómo se roen sus flacos
huesos despojos yonquis y piltrafas
desequilibradas y alcohólicas

y las putas comen sesos humanos
descongelados mientras la sangre
de sus últimos clientes
les chorrea aún por entre los pechos,

en el club de los poetas no-muertos
nadie ha leído los versos de nadie.


14

Quizá lo que ves o oyes, o haces
o dices, es sinceramente falso,
la verdad es que tal vez la verdad
sea el sueño real de la mentira,

aunque acaso ella no fue raptada
por los jinetes del bronce,
tal vez se la llevó el salobre viento
que sube al atardecer de las algas,

o bien cuanto haces o dices, oyes
o ves, es solo espuriamente cierto
y es verdad que la mentira
es el color mendaz de la verdad,

mastica infatigable tu estulticia,
escupe las escorias de tu amor.


egm.2021


Un comentario en “Aires orillas guijarros /2”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s