Triatlón en Tokio

Stupidity is the ultimate sophistication.
Richard G. Jaggers, (I Can’t Get No) Sophistication

.

Desayunas cola sin cafeína,
agua carbonatada y colorantes,
la prueba comenzada,

la mañana convergiendo en el sol,
el día prometiendo
todo lo que la noche retorcía,

sonrisas despintadas en la acera
de los ralos redundantes magnolios,
iridio y piernas largas,

el tráfico es intenso pero fluido,
el grupo se dispersa
después de una caída inesperada,

la trampa más antigua,
mi corazón era un malabarista
borracho a media tarde

comprándole delirios a una estrella
envuelta de fulgores fluorescentes
en la playa nublada,

bajo el iridio, el bikini, y debajo,
la luna envejecida y moribunda
reniega de su eclipse,

el viernes lloverá, y también ayer,
bébelo, Alicia, todos están viendo
el pronóstico del tiempo pasado,

el Rey Bonsái cavila,
nada, primero, y después pedalea
como aquel poeta, en su bicicleta,

en el circuito urbano
con una irisación oscilatoria,
la sangre tan volátil como el éter,

velella veleando,
soberbia, pero morirá en la arena,
anuncian las anémonas

que si el futuro es incierto, el presente
es borroso, y el pasado está aún
acabando de reconfigurarse,

crecía el mediodía
y todos los pájaros disparaban
al mismo cazador,

el pajador pajado,
es cierto que el pasado nunca vuelve
pero también que tampoco se va,

vira la marejada,
debería poner algo de música,
no demasiado alta,

recuerdo que el recuerdo aún existía,
el cántico sonaba
a un cosmos de futuros devaluados,

escucha la tiniebla fulgurante
que trae incluso al plancton el deseo,
no sabía que era tan panoco

hasta que te encontré,
la oscuridad siempre es gratuita, pero
la luz hay que pagarla,

el grupo se reagrupa,
después, la transición de bici a a pie,
por, y como los otros animales,

caminos desiguales,
imprescindibles las gafas de sol,
frío fuego de iridio,

me espesan los ejércitos de Atila,
la curva de tu falda me aniquila,
el amor solo es plancton,

esta fue la gota que agota el caso,
y ¿qué sucede? nada
el pececito en su pecera, nada

el pólipo en el éter,
fulgores fluorescentes en la niebla
de la playa nudista,

necesito otro clavo
que me saque de una vez este clavo,
el Rey Bonsái opina

que casi siempre es mejor no opinar,
llueve más aún y
seguimos anegados por el fuego,

escucha, te lo ruego,
somos una tragedia humanitaria
retransmitida en directo en la red,

me asedian los ejércitos de Estultia,
la curva de tu falda
arrasa con los nervios de mi espalda,

pero las promesas del día son
los huecos de la noche
rellenos de hojarasca y paja húmeda,

agua carbonatada
con un débil sabor a caramelo
en la dura garganta,

sigues cayendo firme
en la abismada trampa del deseo,
de pronto la marea me marea,

sofisticadamente,
esto es tan insensato y tan sencillo
como disputar un triatlón en Tokio

y llegar a la meta
las dos agarraditas de la mano
para ser luego descalificadas,

recuerdo que el futuro aún existía,
la música nadaba
un cosmos de pasados incumplidos.

.


ēgm. 2019

Richard Jones

Llamo a mi madre una vez a la semana


.
Mi madre vive en un mundo
de tragedias y desastres.
Ayer me dijo por teléfono
Oye, una avioneta blanca
acaba de estrellarse
en el patio. Menos mal
que no aterrizó sobre el tejado,
dije yo sin saber qué decir.
Algo así como cuando me dijo
La casa de al lado ha ardido
hasta el suelo, y yo le dije
Estás de broma, y ella dijo
Fue infernal, entonces le pregunté,
porque entiendo de palabras,
si ella había usado la correcta.
Le dije que infernal era del todo
correcto, y añadió que era una noche
muy oscura, y los cuatro de la joven
familia murieron en el incendio.
¿No pudieron salvarlos? le dije.
No pudieron encontrarlos, dijo ella,
y en el silencio del teléfono
casi podíamos oír las llamas.
Para cambiar de tema le pregunté
por la loca de su amiga Nancy.
Nancy está siempre tramando algo.
Detenida por asesinato, dijo mi madre.
¿Qué? dije. Contrató a un asesino a sueldo
para matar a la esposa del hombre
con quien quería casarse. Lo trágico
es que él ni siquiera conocía a Nancy.
Por supuesto, no hay nada que decir
en respuesta a una historia como esa,
así que solo dije Suena a amor verdadero,
y mi madre dijo Sí, ¿verdad?
.


Richard Jones. I Call My Mother Once a Week
Richard Jones – Facebook
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

I Call My Mother Once a Week

My mother lives in a land
of disaster and tragedy.
Yesterday on the phone
she said, Look, a small
white plane just crashed
in the yard. Good thing
it didn’t land on the house
I said, not knowing what to say.
It was like the time she’d said
The house next door burned
to the ground, and I’d said,
You’re kidding, and she said,
It was an inferno, then asked,
because I know about words,
if she had used the right one.
I said inferno was exactly right,
and she added that it was night,
pitch-black, and the young
family of four had died in the fire.
They couldn’t be saved? I said.
They couldn’t be found, she said,
and in the silence on the phone
we could almost hear the flames.
To change the subject, I inquired
about her crazy friend, Nancy.
Nancy was always up to something.
Arrested for murder, my mother said.
What? I said. She hired a hit man
to kill the wife of the man she wants
to marry. Tragedy is, the man
didn’t even really know Nancy.
Of course there’s nothing to say
in response to a story like that,
so I just said, Sounds like true love,
and my mother said, It does, doesn’t it?


Manuel Antonio

Las medusas


.

Medusas,
flores náufragas
de anónimos otoños.

Enhebradoras de caminos infecundos
por la Rosa de los Vientos.
Halladoras de la estela sin dueño.
Ataúd de los cometas ahogados
todas las noches en el horizonte.
Corazón malsano
del marino suicida
liberado de los rosales de Caronte.

¡Putrefactas medusas de la Ría,
indefensas en la cuna de las brisas!
¡Versos desrimados del Poema
que una mañana deshojó el nordeste!
.


Nota
melfa es un localismo de la Ría de Arosa que equivale a medusa. Los actuales diccionarios on-line de la R.A.G. y Estraviz lo ignoran, aunque aparece en otros más antiguos, como puede verse en el Dicionario de dicionarios, pero traducido al español como mielga (Squalus acanthias), un tiburón de pequeño  tamaño. M. do Carme Ríos Panisse nos explica por qué: “Melfa se trata seguramente de una errata de máquina (por melga) provocada por la contigüidad de los tipos f y g”. Todo aclarado. Los lingüistas parecen a veces personas estudiosas y moderadas, pero en realidad pueden llegar a ser gente muy intrépida.


Manuel Antonio. As melfas
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

As melfas

Melfas
flores náufragas
de anónimos outonos

Enfiadoras de camiños infecundos
pola Rosa dos Ventos
Atopadoras do ronsel sen dono
Cadaleito dos cometas afogados
tódalas noites no horizonte
Corazón malsano
do mariño suicida
ceibado das roseiras de Caronte

Apodrecidas melfas da Ría
indefensas no berce das airexas!
Versos desrimados do Poema
que unha mañá desfollou a nordecía!


Ana Martins Marques

Lo que nos sucedió


.
Lo que nos sucedió
lo que no nos sucedió
tienen el mismo peso en el poema

Ayer visitamos
a nuestro amigo enfermo
fue conmovedor ver su esfuerzo
para parecer mejor de lo que estaba

Caminamos un rato por la playa
en cierto momento me di cuenta
de que nunca le pregunté donde nació

Encontramos una medusa en la arena
alguien dijo que ser así
indistinguible como la arena de la arena
el mar del mar
debe ser algo próximo a la felicidad

Una de estas cosas no sucedió
.


Ana Martins Marques. O que nos aconteceu (Poemas selecionados… PDF)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

O que nos aconteceu

O que nos aconteceu
o que não nos aconteceu
têm o mesmo peso no poema

Ontem visitamos
nosso amigo doente
era comovente ver seu esforço
para parecer melhor do que estaba

Andamos um pouco pela praia
a certa altura me dei conta
de que nunca perguntei onde ele nasceu

Encontramos uma água-viva na areia
alguém disse que ser assim
indistinguível como a areia da areia
o mar do mar
deve ser algo próximo da felicidade

Uma dessas coisas não aconteceu


Manoel de Barros

El libro sobre nada


.

Es más fácil hacer un placer
___ de la estupidez que de la sensatez.

Todo lo que no he inventado es falso.

Hay muchas maneras serias de no decir nada,
___ pero solo la poesía es verdadera.

Tiene más presencia en mí lo que me falta.

La mejor manera que he hallado de conocerme
___ a mí mismo es haciendo lo contrario.

Soy muy preparado de conflictos.

No puede haber ausencia de boca en las palabras:
___ que ninguna quede desamparada del ser que la ha revelado.

Mi amanecer será de noche.

Mejor que nombrar es aludir.
___ El verso no tiene por qué tener sentido.

Lo que sostiene el encanto de un verso
___ (además del ritmo) es la falta de lógica.

Mi interior es más visible que un poste.

Sabio es aquel que adivina.

Para tener más certezas
___ tengo que conocer mis imperfecciones.

La inercia es mi principal acción.

No salgo de dentro de mí mismo ni a pescar.

La sabiduría podría ser que sea estar en un árbol.

El estilo es un modelo anormal de expresión:
___ es un estigma.

El pez no tiene honores ni horizontes.

Siempre que quiero decir algo, no hago nada;
___ pero cuando no quiero decir nada, hago poesía.

Yo querría ser leído por las piedras.

Las palabras me esconden despreocupadamente.

Donde yo no estoy las palabras me encuentran.

Algunas historias son tan verdaderas
___ que a veces parecen inventadas.

Una palabra se ha abierto la bata frente a mí.
___ Desea que yo la sea.

La terapia literaria consiste en desorganizar el lenguaje
___ hasta el punto de que exprese nuestros más profundos deseos.

Quiero la palabra que sirva en la boca de los pajaritos.

Esta tarea de cesar es lo que empuja a mis frases delante de mí.

Ateo es una persona capaz de demostrar científicamente
___ que no es nada. Solo se compara con los santos.
___ Los santos quieren ser los gusanos de Dios.

Lo mejor para no llegar a nada es descubrir la verdad.

El artista es un error de la naturaleza.
___ Beethoven fue un error perfecto.

Por pudor soy impuro.

El blanco me corrompe.

No me gusta la palabra acostumbrada.

Mi diferencia es siempre menos.

La palabra poética tiene que alcanzar
___ el grado de juguete para ser seria.

No necesito el final para llegar.

Del lugar en el que estoy ya me he ido.
.


Manoel de Barros. O livro sobre nada
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

O livro sobre nada

É mais fácil fazer da tolice um regalo do que da sensatez.
Tudo que não invento é falso.
Há muitas maneiras sérias de não dizer nada, mas só a poesia é verdadeira.
Tem mais presença em mim o que me falta.
Melhor jeito que achei pra me conhecer foi fazendo o contrário.
Sou muito preparado de conflitos.
Não pode haver ausência de boca nas palavras: nenhuma fique desamparada do ser que a revelou.
O meu amanhecer vai ser de noite.
Melhor que nomear é aludir. Verso não precisa dar noção.
O que sustenta a encantação de um verso (além do ritmo) é o ilogismo.
Meu avesso é mais visível do que um poste.
Sábio é o que adivinha.
Para ter mais certezas tenho que me saber de imperfeições.
A inércia é meu ato principal.
Não saio de dentro de mim nem pra pescar.
Sabedoria pode ser que seja estar uma árvore.
Estilo é um modelo anormal de expressão: é estigma.
Peixe não tem honras nem horizontes.
Sempre que desejo contar alguma coisa, não faço nada; mas quando não desejo contar nada, faço poesia.
Eu queria ser lido pelas pedras.
As palavras me escondem sem cuidado.
Aonde eu não estou as palavras me acham.
Há histórias tão verdadeiras que às vezes parece que são inventadas.
Uma palavra abriu o roupão pra mim. Ela deseja que eu a seja.
A terapia literária consiste em desarrumar a linguagem a ponto que ela expresse nossos mais fundos desejos.
Quero a palavra que sirva na boca dos passarinhos.
Esta tarefa de cessar é que puxa minhas frases para antes de mim.
Ateu é uma pessoa capaz de provar cientificamente que não é nada. Só se compara aos santos. Os santos querem ser os vermes de Deus.
Melhor para chegar a nada é descobrir a verdade.
O artista é erro da natureza. Beethoven foi um erro perfeito.
Por pudor sou impuro.
O branco me corrompe.
Não gosto de palavra acostumada.
A minha diferença é sempre menos.
Palavra poética tem que chegar ao grau de brinquedo para ser séria.
Não preciso do fim para chegar.
Do lugar onde estou já fui embora.


El zote

Perdí mi edén barato,
busqué nueva ansiedad;
royendo incertidumbres
contemplo, mudo, el mar.

Tiniebla fulgurante,
esencia elemental:
deseo en puro plancton,
eclipse sobre el mar.

Cosiendo un suave ensalmo
—oh dama sin piedad—,
princesa de las algas,
me abriste todo el mar.

Titán de pies de yeso
—oh zote sin rival—,
privando ante la ría
me trago entero el mar.

Vendí ilusión barata,
compré banal verdad;
mascando pesadumbres
escucho, ciego, el mar.

.


ēgm. 2019