Allen Ginsberg

Haiku


Tomo el té
sin azúcar:
no hay diferencia.

Excrementos de gorrión
boca abajo,
¡ah! mi cerebro y huevos.

Cabeza maya en un tronco
a la deriva en el Pacífico;
un día viviré en Nueva York.

Al mirar por encima del hombro
mi trasero estaba cubierto
de flores de cerezo.

Haiku de invierno
No conocía los nombres
de las flores; ahora
mi jardín ya no está.

Aplasté al mosquito
y lo eché de menos.
¿Por qué hice eso?

Leyendo haikus
soy infeliz,
anhelo lo Innombrado.

Una rana flota
en el tarro de farmacia:
lluvia del verano sobre pavimento gris.
(al estilo de Shiki)

En el porche
con pantalones cortos;
luces de coche en la lluvia.

Otro año
ha pasado; el mundo
no es diferente.

Lo primero que busqué
en mi antiguo jardín fue
El Cerezo.

Mi viejo escritorio:
lo primero que busqué
en mi casa.

Mi primer diario:
lo primero que encontré
en mi viejo escritorio.

El fantasma de mi madre:
lo primero que encontré
en la sala de estar.

Dejé de afeitarme
pero los ojos que me miraban
permanecieron en el espejo.

El loco
emerge del cine:
la calle a la hora de comer.

Ciudades de chicos
están en sus tumbas,
y en esta ciudad…

Se acuesta a mi lado
en el vacío:
la respiración en mi nariz.

En el decimoquinto piso
el perro mastica un hueso;
chirrido de taxis.

Empalmado en Nueva York,
niño
en San Francisco.

La luna sobre el tejado,
gusanos en el jardín.
Alquilaré esta casa.


Allen Ginsberg. Haiku (poemhunter.com)
Traducción de Enrique Gutiérrez Miranda

Haiku

Drinking my tea
Without sugar-
No difference.

The sparrow shits
upside down
—ah! my brain & eggs

Mayan head in a
Pacific driftwood bole
—Someday I’ll live in N.Y.

Looking over my shoulder
my behind was covered
with cherry blossoms.

Winter Haiku
I didn’t know the names
of the flowers—now
my garden is gone.

I slapped the mosquito
and missed.
What made me do that?

Reading haiku
I am unhappy,
longing for the Nameless.

A frog floating
in the drugstore jar:
summer rain on grey pavements.
(after Shiki)

On the porch
in my shorts;
auto lights in the rain.

Another year
has past-the world
is no different.

The first thing I looked for
in my old garden was
The Cherry Tree.

My old desk:
the first thing I looked for
in my house.

My early journal:
the first thing I found
in my old desk.

My mother’s ghost:
the first thing I found
in the living room.

I quit shaving
but the eyes that glanced at me
remained in the mirror.

The madman
emerges from the movies:
the street at lunchtime.

Cities of boys
are in their graves,
and in this town…

Lying on my side
in the void:
the breath in my nose.

On the fifteenth floor
the dog chews a bone-
Screech of taxicabs.

A hardon in New York,
a boy
in San Fransisco.

The moon over the roof,
worms in the garden.
I rent this house.